14 de febrero 2012 - 00:00

Manejo seguro de cuatriciclos

Mike Buira, piloto Enduro del Verano en Cuatro Ediciones.
Mike Buira, piloto Enduro del Verano en Cuatro Ediciones.
Algunos consejos sencillos que ayudarán a prevenir accidentes y poder disfrutar y divertirse con estas maravillas, cada vez más populares entre nosotros y no por ello menos peligrosos.

1 Ante todo conozcamos nuestras limitaciones y capacidades, sin subestimar ni sobrestimar nada. Conozcamos y observemos el cuatriciclo y su comportamiento.

Tomemos un tiempo para examinar dónde están y frenos delanteros y traseros y su efectivo funcionamiento. El acelerador y su comportamiento. La presión de los neumáticos, consideremos que en la arena la presión conveniente es entre 3,5 y 5 Psi según llevemos carga, el exceso de inflado hace patinar las ruedas perdiendo adherencia, y su poca presión podría hacer destalonar las cubiertas.

2 Es fundamental contar con una indumentaria lógica y apropiada.

Calzado: las ojotas son muy prácticas para caminar por la arena caliente, nada más. Son enemigas de todos los deportes y la moto y el cuatriciclo no son la excepción. Lo ideal sería contar en una conducción playera con calzado de caña alta, que proteja los tobillos de posibles golpes, torceduras y ¡las tan temidas quemaduras!

Casco: es importantísimo tanto como el mismo combustible que le da tracción.

Remera: ya sabemos, estamos en la playa, en la sierra, no estamos en el asfalto de la ciudad, pero no te olvides de proteger tu piel con una remera y si es manga larga, mejor. La velocidad, la arena, el ripio, la tosca y las conchillas pueden resultar igual de nocivas que el pavimento.

No estarían de más unos guantes para no perder control y dominio sobre el cuatri. Estamos en verano y nuestras palmas transpiran tornando todo muy resbaladizo.

Nuestra idea es que estés preparado, advertido, y que conozcas las posibles causas de accidentes muy severos.

3 Ahora vamos a lo netamente conductivo: si bien el cuatriciclo al tener cuatro ruedas nos da la aparente seguridad de ser estable, es sólo cuando está estático, parado y detenido!

En movimiento será importantísimo nuestro comportamiento arriba del vehículo. No estamos en el auto, acá debemos movernos para generar lo que se llama «transferencia de peso» permanentemente, para evitar maniobras que causen vuelcos (la mayor causa de lesiones).

Entonces tomémonos un tiempo para estudiarlo, circulando prudentemente sobre terrenos multiformes.

A ) Pendientes escaladas subidas: al encarar una trepada, un médano, una duna o una montaña, debemos pararnos sobre los pedalines, considerar que no venga nadie del otro lado (Punto ciego) y lo haremos siempre de frente a la subida. Y cargar el peso en el tren delantero, alivianando el tren trasero.

¡Subiendo de una sola vez, sin dudar! y mucho menos escarbar si nos detuvimos o no llegamos a culminar la maniobra de intento de llegada a la cima, en ese caso intentaremos no ponernos nerviosos, (siempre nos juega en contra) y jamás intentaremos doblar sobre una pendiente. Lo que haremos tranquilamente es dejarnos caer por la ley de gravedad por el mismo lugar que intentamos subir. Sí, de espaldas, tirando todo el peso para el tren delantero. En caso de ir con acompañante, hacer sin él esta maniobra. Jamás tocaremos el freno trasero, sólo el delantero.

En el hipotético caso de que el cuatri se cruzara y el vuelco fuera inevitable, nuestro punto de escape es para el lado contrario al de la caída. Parece obvio, pero he visto a muchos pilotos querer evitar un vuelco sacando la pierna. No sirve de nada más que para provocar una fractura. Queriendo agarrar y frenar vanamente la inestabilidad lógica de las leyes físicas, con su propio cuerpo, sólo se facilitan lesiones de mucha gravedad.

B) Bajadas y pendientes abruptas: intentaremos sortear estos obstáculos siempre de frente, nunca de costado, cargando todo el peso en el tren trasero, sin miedo y muy suavemente. Si necesitáramos reducir velocidad lo haremos con el freno trasero, nunca con el delantero. Por nada del mundo cruzaremos el cuatriciclo. Antes conviene acelerarlo un poquito, para que no se trabe. Es bueno iniciar el descenso en cambio y con el embrague apretado (en caso de tener caja de cambios con embrague).

C) Reconocimiento: nadie nunca jamás, ni los pilotos más experimentados del mundo ni los del Dakar, ni los de las competencias más extremas van a fondo sin conocer el terreno previamente (los puntos críticos en el Dakar están señalizados en la hoja de ruta previa que tiene el piloto). Consideremos de suma importancia este dato.

D) Al encarar una curva, cargaremos el peso en la rueda trasera del lado que para el que queramos doblar, moviéndonos con soltura y sin vergüenza. Debe primar ante todo nuestra seguridad y la de los demás.

No olvidemos que la imprevisión es la madre de la desgracia.

E) Ecología: seremos respetuosos del medio ambiente y de las personas que nos rodean, disminuyendo la velocidad al sobrepasar a peatones para no taparlos con el polvo que levantamos, ni aturdirlos con el ruido del escape. De esto depende disfrutar sin molestar.

Circularemos sólo en lugares aptos para estos espectaculares todoterrenos. Con estos breves pero importantes consejos tendremos asegurada la diversión.

Gentileza Mike Buira

Dejá tu comentario