Muerte de Chávez dilata la oferta de Scioli a los docentes

Edición Impresa

• Búsqueda de una alternativa a la oferta del 22%

Buenos Aires - Más allá de las argumentaciones oficiales, la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez terminó dilatando hasta el próximo lunes la tensa paritaria del Gobierno del justicialista Daniel Scioli con los gremios.

Ayer el Ejecutivo bonaerense anunció la postergación hasta ese día -en los mismos horarios- de los encuentros previstos para hoy con los docentes (a las 14) y con los estatales (a las 18).

Se argumentó de manera formal que el cambio de agenda se debió a "cuestiones operativas". La medida fue anunciada por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, tras una reunión de trabajo encabezada por Scioli y que incluyó además a la ministra de Economía, Silvina Batakis, y a la directora General de Cultura y Educación, Nora De Lucía.

Sin embargo, en los hechos el nuevo escenario paritario tiene que ver con la imposibilidad de seguir batallando desde la administración sciolista una imperiosa asistencia financiera nacional ante el viaje de Cristina de Kirchner y parte de su gabinete a la ciudad de Caracas para participar de las exequias del mandatario venezolano.

"La razón por la que suspendimos la reunión es que estamos haciendo un gran esfuerzo para tratar de equiparar la oferta nacional. Sabemos que no satisface a los docentes, pero es un gran esfuerzo", afirmó Oscar Cuartango (Trabajo).

Pero en la vereda gremial la efervescencia fue ayer in crescendo. En esa línea, hoy los socios del Frente Gremial desplegarán sus congresos de manera individual para definir medidas de fuerza, mientras que la protesta finalmente será consensuada puertas adentro de la coalición entre hoy y mañana. Por caso, SUTEBA -liderado por Roberto Baradel- evalúa aplicar una semana de protestas, con modalidad a definir.

Por de pronto, con esta dilación el Ejecutivo busca lograr alguna cuota de oxígeno adicional para intentar cosechar algún guiño de Balcarce 50 que le permita mejorar la oferta salarial a los gremios.

El pasado martes, el propio Scioli reveló que hacía cuentas para arañar una oferta de aumento del 22% a los sindicatos, el "máximo esfuerzo" posible apelando a recursos provinciales.

Sin embargo, docentes y estatales ya anticiparon que una propuesta de ese tenor será rechazada -exigen un alza del 30%-, y amenazaron con activar una andanada de nuevas huelgas tras el paro de 48 horas del Frente Gremial que concluyó el martes, y el de 5 días que activó hasta mañana UDOCBA.

Se trata de una encerrona, ya que según pudo saber este diario esa oferta no será mejorada y se mantendrá la tesitura de no despegarse de la suba del 22% en tres cuotas decretado por el ministro de Educación, Alberto Sileoni, ante el naufragio de la paritaria .

Ello, siempre y cuando no se destrabe antes un auxilio financiero nacional -con la aspiración de redondear un más atractivo 24%- que hasta ayer seguía trabado, a partir de las tensiones políticas entre ambas administraciones por las aspiración presidencial de Scioli.

En este marco, el secretario de Personal y Políticas de Recursos Humanos de la Dirección General de Cultura y Educación provincial, Luciano Di Gresia, reveló la existencia de hechos intimidatorios contra funcionarios del área administrativa de esa cartera, por lo cual cuentan ahora con custodia policial.

Por su parte, ayer CTERA y SADOP concretaron una movilización al Palacio Piz-zurno para reclamar la reapertura de las paritarias nacionales y cambios en la Ley de Financiamiento Educativo. La protesta tuvo su réplica en el interior.

Dejá tu comentario