Murió el ícono de la independencia argelina

Edición Impresa

Argel - Ahmed Ben Bella, primer presidente de la Argelia independiente (1962-1965), murió ayer en Argel a los 96 años de edad, acompañado por sus familiares y luego de haber sido hospitalizado en dos ocasiones durante el último mes.

Ben Bella, héroe de la independencia, estuvo preso durante 24 años luego de que sus compañeros de lucha contra el colonialismo francés lo desplazaron del poder a causa de confrontaciones internas.

Durante su breve mandato, que comenzó en septiembre de 1962, Ben Bella intentó instalar un socialismo autogestionario y defender una tercera posición en materia internacional.

Derrocamiento

El expresidente fue derrocado el 19 de junio de 1965 por quien era su amigo, ministro de Defensa y vicepresidente, Houari Boumediene, cuyo heredero político es el actual mandatario Abdelaziz Bouteflika.

Los primeros años que pasó en prisión fueron los más duros, pues entre 1965 y 1969 estuvo en una celda de aislamiento. Sin embargo, a nivel internacional y especialmente para las nacientes repúblicas africanas, Ben Bella seguía siendo un pionero en la lucha antiimperialista y líder del Movimiento de los No Alineados.

Chadli Benjedid, sucesor de Boumediene, le concedió en 1980 el arresto domiciliario. Luego lo autorizó a trasladarse al exilio en Francia.

Recién en 1990 retornó a Argelia para apoyar la política de reconciliación nacional con los partidos islámicos.

En un reconocimiento tardío, en 2007 asumió como presidente del consejo consultivo de la Unión Africana, con la finalidad de prevenir y resolver eventuales conflictos.

Agencias ANSA, DPA y AFP

Dejá tu comentario