Nación suma 700 gendarmes para vigilar la Capital 

Edición Impresa

El Gobierno nacional anunció la puesta en marcha de su tercer plan de refuerzo de seguridad en la Capital Federal y sus alrededores en lo que va del año. Se trata de la reasignación de 700 efectivos de la Gendarmería nacional al control de los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, que tendrán como tarea la prevención de delitos como el robo de autos, la piratería del asfalto, el narcotráfico y la trata de personas. El programa busca atender una de las principales demandas de los porteños, la seguridad.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, lanzó el plan Control Accesos CABA que contemplará la cobertura de 42 accesos que comunican la Capital con el conurbano bonaerense, por parte de la Gendarmería.

La cobertura se desplegará mediante 17 puestos de control principales, 11 alternativos y 14 eventuales. «Estos lugares han sido definidos en función del mapa del delito que elaboró el Ministerio», dijo Garré.

Operativo Centinela

En enero, la funcionaria había puesto en marcha el Operativo Centinela con el envío de 6.000 gendarmes al conurbano. Mientras que en julio hizo lo propio con el plan Unidad Cinturón Sur, que desplegó a 2.500 efectivos de Gendarmería y de la Prefectura a los barrios del sur porteño.

«La seguridad no puede encararse de manera segmentada en la región metropolitana. El delito no reconoce límites jurisdiccionales entre la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano», dijo Garré, en un mensaje a la administración del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Coordinación

En esa línea, destacó la necesidad de «la coordinación de todos los esfuerzos a nivel nacional y provincial».

Además de apuntar a un mayor control de delitos propios de las zonas de accesos, los planes coinciden en generar con la mera presencia una sensación de saturación de uniformados, con el consecuente efecto disuasivo frente al delito. De todos modos, no se incorporará nuevo personal al plan, sino que los uniformados serán reasignados de los operativos Centinela, que irán a los accesos de las zonas norte y este, mientras que parte de los que estaban asignados a los puntos del Cinturón Sur irán a los accesos de esa área.

Los puestos principales de control estarán emplazados en la avenida Del Libertador y la General Paz; otros tres en las intersecciones de Zufriategui y La Cachila; Grecia y Zapiola; en Holmberg y Narciso Laprida; en avenida De los Constituyentes y San Juan Bautista LaSalle; en avenida 25 de Mayo (en provincia) - Bacón (Capital); en Pastorino y General Paz; en la avenida Román Gómez y Francisco Beiró; Acceso Oeste y Juan B. Justo; Díaz Vélez y la General Paz; avenida Juan Manuel de Rosas (Ruta 3) y la General Paz; Agrelo y la General Paz; en Martiniano Chilavert, y en los puentes La Noria, Victorino de la Plaza e Hipólito Vieytes.

En tanto que los 11 puestos alternativos se montarán de manera sorpresiva, y los 14 eventuales serán organizados ante la necesidad de llevar a cabo un operativo cerrojo puntual o de saturación, según el caso.

Dejá tu comentario