Neorrevolución y Rusia

Edición Impresa

Los mercados y su gente son (o parecen) muchas veces difíciles, sino imposibles de comprender. Veamos un caso. A horas de un eventual default, imbuidos por el espíritu revolucionario de 1810 -y quien dice, vestidos como damas y caballeros antiguos para reforzar su posición-, con el presidente del máximo ente regulador bursátil a la cabeza, distintos actores del sector cultural y político oficialista convocaron a un cabildo abierto en la plaza fundacional, para defender a la República del ataque de un grupo de avechuchos. Seguramente son los preclaros y valientes conocimientos sobre el mercado financiero de estos revol-funcionarios lo que los habrían llevado al convencimiento de que con esta llamada y garrulería doblegarían la estructura económica mundial y la voluntad del sistema legal internacional (hoy es Wall Street, mañana Bruselas y pasado Londres), homologando una vez más la plétora de sus señoríos.

Alguien podría mal pensar que esto es una befa a los ciudadanos más honrados y laboriosos de la nación, pero, si no podemos descartar que "el aleteo de una mariposa" en Hong Kong desate un huracán en el Golfo, imaginemos qué fuerzas de la "naturaleza financiera" podría disparar la amenaza de esta cáfila cabriolando y bramando en unas pocas horas, y el terror y la incertidumbre que ello infundiría en sus discrepantes. Sabemos que las autoridades y los agentes civiles del sistema bursátil desfallecen por participar en lo que sería el acto fundacional del nuevo mercado de capitales, ya que estafermos han optado por la afasia y no dar boche a los deseos del poder de turno, así que seguramente y en honor a su proverbial coherencia, los veremos en la plaza, secundando -como tantas veces- las utopías de los autócratas. Por suerte no todo es tan enrevesado y muchas veces podemos vincular los vaivenes del mercado con sucesos más concretos.

Ayer, a pesar de los buenos resultados de Merck y Pfizer y la suba de la confianza de los consumidores, el Dow cedió el 0,42%, a 16.912,11 puntos acompañando las pobres proyecciones de UPS (que podemos sumar a las previas de Amazon y Boeing) y el incremento de la sanciones contra Rusia.

Dejá tu comentario