Netflix: sus acciones se dispararon en medio del “boicot” en redes en la Argentina

Edición Impresa

Destacan que la decisión de “monetizar mejor su servicio” con medidas como las que aplicará en el país fue bien recibida por los inversores.

Netflix fue noticia en los últimos días. El lunes, la plataforma de streaming anunció que a partir de agosto comenzará a cobrar un recargo a quienes compartan las cuentas en diferentes hogares. La medida, que en principio regirá para la Argentina, República Dominicana, Honduras y Guatemala, no fue bien recibida por los usuarios. Y las redes sociales se llenaron de reclamos y memes en contra, una especie de boicot contemporáneo contra la medida.

En ese contexto, la compañía norteamericana presentó los resultados del segundo trimestre y, más allá de que informó que perdió casi un millón de suscriptores, sus acciones se dispararon ayer en Wall Street un 7,3%.

Según explicó Damián Vlassich, analista de renta variable en IOL InvertirOnline, “en lo que respecta a ingresos, si bien se ubicaron por debajo de las expectativas de mercado, reflejaron un crecimiento interanual del 8,6%”.

“Uno de los datos más relevante fue el referente al número de suscriptores. La compañía informó una caída en los suscriptores inferior a la que había proyectado inicialmente en la presentación de resultados del trimestre anterior, cuando había comunicado que esperaba que los mismos se redujeran en dos millones. Finalmente, la baja en el total de los usuarios pagos fue de 970.000, menos de la mitad de lo estimado en marzo de este año”, analizó Vlassich.

El analista señaló que en la carta a los accionistas Netflix “reafirmó que el segundo trimestre fue mejor de lo esperado y que apuntan a continuar acelerando los ingresos y el crecimiento de las membresías”.

“Además, resaltaron que se encuentran en camino de optimizar la monetización de la gran audiencia con la que cuentan. Esto último ocurre en un contexto donde recientemente se dio a conocer que la empresa tomará ciertas medidas para tratar de evitar el uso de cuentas compartidas. Vale la pena resaltar que, si bien es una decisión que despertó cierta polémica, se encuentra en la dirección de obtener una mayor eficiencia. Algo valorado desde el punto de vista organizacional, especialmente en un complejo contexto internacional”, explicó.

Dejá tu comentario