Nisman: insisten en remover a fiscal Fein

Edición Impresa

  Sandra Arroyo Salgado insistió ayer con su recusación a la fiscal Viviana Fein y le requirió a la Cámara del Crimen que la aparte de la instrucción del caso Nisman. A los pocos minutos la fiscal acusó, mediante un comunicado, a la jueza federal de San Isidro de obstaculizar la investigación con planteos respecto de las pesquisas.

El pleito entre Arroyo Salgado y Fein encuentra cada vez mayores puntos de choque. Ahora la fiscal tendría interés en que se conociera el audio de la audiencia que se desarrolló la semana pasada con la jueza Fabiana Palmaghini. Fein asegura que esa información dejaría en una posición incómoda a Arroyo Salgado, especialmente en el pasaje dedicado a la situación patrimonial de Nisman. Sería una vendetta sutil y motivada, en parte, por la incursión de la jueza en la televisión abierta, en la noche del sábado, en compañía de los miembros fundadores de la ONG Memoria Nisman.

Fein,
ayer subrayó que "pretende el avance de la investigación en procura de la verdad", pero advirtió que "las reiteradas presentaciones de la parte querellante lo impiden, toda vez que se está a la espera de las resoluciones respectivas".

La fiscal cargó contra Arroyo Salgado y de paso esbozó una respuesta a las declaraciones radiales de Ricardo Lorenzetti que expresó que, a partir del tiempo transcurrido, ya se espera algún resultado en la investigación.

La metamorfosis de Fein es notable, pasó de estar práticamente ajena al debate en los medios a monitorear en forma permanente todo lo que se publica sobre el caso.

La fiscal ayer conoció el dato de que además de insistir con su recusación, Arroyo Salgado reclamó una nueva suspensión de la junta médica.

La semana pasada tras una larga audiencia donde la querella y la fiscalía estuvieron frente a frente, la jueza Palmaghini rechazó la recusación que entabló la primera y también desestimó el reclamo para frenar la junta médica.

Ahora, Arroyo Salgado apeló esa decisión de primera instancia para que la Cámara del Crimen revise el fallo. En su requerimiento, la jueza de San Isidro insistió en que la fiscal orientó su investigación hacia la hipótesis del suicidio, apuntando todas las medidas en ese sentido y dejando de lado que pudiera tratarse de un homicidio.

La exmujer de Nisman, con base en peritajes criminológicos que aportó como querellante en la causa, aseguró que el fiscal del caso AMIA fue asesinado en su departamento de las torres Le Parc, en Puerto Madero.

En ese sentido, ayer se conoció también que las pericias realizadas sobre la presencia de manchas de sangre en la ropa del experto informático Diego Lagomarsino, dieron negativo.

Así se desprende del estudio realizado por el laboratorio Químico de la Policía Federal, el cual no halló manchas de sangre en la ropa de Lagomarsino, quien confesó haber cedido el arma calibre 22 que intervino en la muerte del fiscal.

La noticia fue difundida por el abogado defensor Maximiliano Rusconi, quien aseguró que "los resultados son absolutamente negativos". Rusconi sostuvo en declaraciones radiales que "siempre se instalan ejes que generarían sospechas sobre mi cliente y luego se demuestra su inocencia. Es algo repetido y a lo cual estamos sometidos".

Dejá tu comentario