Noche histórica, pero triste

Edición Impresa

En la antesala del partido ante Dallas, en la apertura de la serie de los playoff, Emanuel Ginóbili sumaba 9.999 tantos convertidos en San Antonio en sus ocho temporadas en la NBA. En seis segundos, «Manu» superó los 10.000 (llegó a los 10.025) con un tiro en suspensión cercano al aro, que abrió el marcador. Sin embargo, no pudo irse en plenitud porque la postemporada arrancó con una derrota para los Spurs por 100 a 94.

El bahiense, que sumaba 8.289 puntos en series regulares, 1.710 en los playoff y 8 en el único All Star que disputó (en la NBA se contabiliza entre las estadísticas oficiales), fue una de las figuras: terminó con 26 puntos (7 de 10 dobles, 3 de 7 triples y 3 de 3 libres), 4 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y 5 pérdidas, en 39 minutos. Tim Duncan aportó 27 unidades y 7 rebotes, pero tuvo 7 pérdidas.

Dallas dominó en varios pasajes de la primera etapa (la máxima ventaja fue 47-39) porque su ataque avasallante, comandado por Jason Kidd, pocas veces dejó acomodarse a la defensa de San Antonio. Y cuando no definió en velocidad, le dio el balón a Nowitzki para que resolviera desde el poste alto o desde el bajo.

En el segundo tiempo no cambió la tónica. Dos veces los Spurs pasaron al frente por un tanto, pero al comenzar el último cuarto, sustentado en una gran tarea de Butler, además de Nowitzki y Nash, el local sacó 12 de ventaja (81-69) y controló el desenlace. En otros partidos, los Lakers vencieron a Oklahoma (87-79) y Orlando le ganó a Charlotte (98-89).

Dejá tu comentario