17 de septiembre 2015 - 00:00

Obama pide a empresarios que presionen

Washington - El presidente Barack Obama sostuvo ayer que Estados Unidos buscará oportunidades en Cuba "paso a paso" en áreas como las telecomunicaciones hasta que el Congreso de Estados Unidos levante el embargo comercial al país caribeño.

Durante un encuentro con empresarios en Washington en el que respondió a varias preguntas de la audiencia, Obama reconoció también que la inminente visita del papa Francisco a Cuba será "una oportunidad" para ampliar las "interesantes conversaciones" que ya están produciéndose dentro de la isla. El presidente reiteró que Cuba "no va a transformarse de la noche a la mañana" por el proceso de normalización con EE.UU., pero añadió que "inevitablemente" con el tiempo ese acercamiento "creará espacio para la libertad personal y la transición política". "No tiene sentido que sigamos pegados a las viejas formas de hacer negocios" con Cuba, sostuvo Obama.

Desde el anuncio en diciembre del proceso para la normalización de las relaciones con Cuba, Obama se ha mostrado a favor del levantamiento del embargo impuesto a la isla hace más de medio siglo, algo que solamente puede hacer el Congreso de EE.UU., actualmente de mayoría republicana. Obama renovó por un año más la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, que sustenta el embargo económico impuesto a Cuba, para poder seguir manteniendo su autoridad ejecutiva para relajar sanciones a la isla en el proceso de normalización bilateral.

Las palabras de Obama coincidieron con la denuncia del canciller cubano, Bruno Rodríguez, quien afirmó que el embargo de Estados Unidos "continuó fortaleciéndose" durante los nueve meses de conversaciones entre ambos países para restablecer sus relaciones. "En los últimos años, incluso en el período de diálogo y conversaciones confidenciales con el Gobierno de EE.UU., en los años 2014 y 2015, el bloqueo continuó fortaleciéndose con marcado y creciente carácter extraterritorial, en particular en el ámbito financiero", afirmó. El canciller dio a conocer ayer el informe anual que elabora la isla "Cuba vs. bloqueo", base de la resolución que someten a votación en la Asamblea General de la ONU, que este año tendrá lugar el 27 de octubre, y que se desarrolla sin interrupciones desde 1992 y forma parte de una ofensiva sin precedentes contra la medida.

Con todo, Rodríguez subrayó que Cuba "aprecia" los planteamientos de Obama a favor del levantamiento del embargo, su voluntad de "involucrarse en un debate con el Congreso" para el fin de esa política, y su disposición a utilizar sus facultades ejecutivas con las que puede "modificar sustancialmente su aplicación".

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario