Para España, está bueno Buenos Aires

Edición Impresa

El Buenos Aires Lawn Tennis Club se convirtió en un terreno fértil para la armada española. Es que por segundo año consecutivo, y por cuarta vez en la historia, un ibérico se adjudicó la Copa Telmex, tras la consagración de Tommy Robredo en 2009, y de Carlos Moya en 2003 y en 2006. En esta oportunidad, fue Juan Carlos Ferrero el que gritó campeón. Y lo hizo nada más y nada menos que ante su compatriota David Ferrer, máximo favorito, al que superó por 5-7, 6-4 y 6-3. Así, el «Mosquito» sumó su segundo título en 15 días, ya que el domingo pasado había conquistado el torneo de Costa Do Sauipe.

Envalentonado con los logros, el ex N°1 del mundo no tendrá tiempo para disfrutarlos. Hoy comienza el Abierto Mexicano Telcel (u$s 955.000, polvo de ladrillo), un ATP 500 que lo tiene como cuarto preclasificado. Su rival surgirá desde la qualy. En tanto, Ferrer, que partirá como tercer favorito, se medirá con el italiano Potito Starace.

Con respecto a la legión argentina, hasta ahora son cuatro los que serán parte del cuadro principal, con la posibilidad de que sean cinco. El mejor preclasificado es Juan Mónaco (7°), que enfrentará a un rival proveniente de la clasificación. Horacio Zeballos chocará con el polaco Lukasz Kubot y Juan Ignacio Chela frente al australiano Peter Luczak. Anoche, Diego Junqueira se metió en el cuadro principal al vencer al chileno Nicolás Massú, mientras que Sebastián Decoud no pudo porque perdió con el rumano Victor Crivoi. Al cierre de esta edición, Eduardo Schwank buscaba ser el quinto argentino en el torneo mexicano, cuando se enfrentaba al austríaco Oliver Marach.

Dejá tu comentario