Para inversores: ganan 15% en el año bonos en dólares

Edición Impresa

Los bonos argentinos podrían 'alimentarse' del resultado electoral y, a pesar de haber registrado fuertes avances, seguir su gran trayectoria alcista en los próximos meses. Para tomar una referencia, alguien que invirtió en un bono argentino a largo plazo, pudo ganar en lo que va del año hasta un 15% en dólares (emisión a 2046). Hay más: tanto el bono a 2028 (suba del 15%) como el Discount, Argentina 27, Argentina 26 y otros tienen rendimientos que se ubican entre el 12 y el 14% en dólares.

A diferencia de la inversión en acciones, donde los analistas observan que algunos sectores podrían comenzar a lateralizar su desempeño en el mercado, en el caso de la renta fija los vectores que comienzan a ser reconocidos como artífices de la reactivación económica, empujan al mismo tiempo las expectativas de la plaza financiera.

Un informe de las analistas locales de AdCap Securities (una firma que tiene oficinas en Estados Unidos, Colombia, Perú y Argentina, entre otros países), pone blanco sobre negro en lo que hace a este escenario. "Vemos una coyuntura global que ofrece soporte para los mercados emergentes y en este contexto Argentina continuará beneficiándose".

"Argentina tiene una buena historia para contar ya que el Gobierno está bajando la inflación, la economía crece por encima de las expectativas y existe confianza en la moneda y el Banco Central por parte de los inversores", sostuvo Paula Gándara, head of Research and Strategies de AdCap.

En la traducción, el view de la firma se orienta a que, si bien hasta ahora los bonos en dólares con vencimientos más largos fueron los que arrojaron mayores rendimientos principalmente por apreciación del capital, a partir de ahora, estas mejoras serán más parejas, y también involucrará a toda la renta fija en dólares, es decir, emisiones a corto, mediano y largo plazo.

En la misma línea, el banco Credit Suisse ratificó la mirada positiva. "Creemos que los bonos continuarán reduciendo paulatinamente los diferenciales ya que el crecimiento continúa recuperándose, la inflación cae y la continuidad política y el cambio institucional se hacen más evidentes", explicó Daniel Chodos, analista de la firma, en un informe.

Hace unos días, la filial local de la banca de inversión JP Morgan también se subió a la proyección optimista para los bonos argentinos. Eso sí, supeditó la continuidad del bueno momento a las reformas laboral y tributaria.

En este sentido, incluso el Institute of International Finance (IIF), integrado por los mayores bancos mundiales de inversión, pronosticó en las últimas horas que Argentina mejorará el ingreso de capitales externos para 2018 debido a que se espera "el fin de la recesión" y una "consolidación fiscal".

Con todo, uno de los factores que también podría apuntalar la evolución de la renta fija es la caída en la percepción de riesgo. Los Credit Default Swaps (CDS) de la Argentina, que son seguros contra el no repago de una deuda, han descendido en forma contundente (mientras más caros, más inseguro es el país). Esos spreads o sobretasas, que fueron elevados hasta fines de 2015, comenzaron a descender desde entonces. En lo que va del año, el CDS a 5 años de Argentina pasó de 411 pb a 267.

Dejá tu comentario