28 de noviembre 2016 - 21:48

Para redescubrir “More”

Para redescubrir “More”
Antes de que Alan Parker filmara "The Wall", Pink Floyd ya había compuesto música para tres películas: "Zabriskie Point", de Michelangelo Antonioni, "More" y "Le Vallée", de Barbet Schroeder. De las tres, sin duda el mejor soundtrack es del film hippie "More", que en 1969 se convirtió en el tercer álbum de esta banda esencial en la historia del rock. Aunque generalmente subestimado como un disco menor, algo entendible ya que por un lado Pink Floyd aún no había desentrañado del todo un nuevo sonido luego de la partida de su fundador, Syd Barret, a lo que hay que sumar el detalle de que por ser música compuesta para cine hay varios instrumentales que no son demasiado elaborados, lo cierto es que este disco que en su momento llevó al cuarteto al Top Ten de los charts británicos incluye, al menos, tres de los mejores temas de toda su discografía. Por caso, el climático "Cirrus Minur", que abre la placa, con un formidable órgano de Rick Wright sumado a bucólicos efectos de sonido, más el clásico "Cymbaline", gran momento de todos sus shows de la primera mitad de los años '70, y el atípico rock pesado "The Nile Song", con furiosos riffs de guitarra de David Gilmour. Justamente el guitarrista se luce en dos breves instrumentales, "More blues" y "A Spanish Piece". "More" es un gran disco a redescubrir, a lo que ayuda la remasterización tanto en el nuevo CD como en la reedición en vinilo.

Diego Curubeto

Dejá tu comentario