Para Romney, Obama ganó porque otorgó prebendas

Edición Impresa

Washington - Mitt Romney volvió a ser víctima de su propia indiscreción al adjudicar la victoria de Barack Obama en las pasadas elecciones del 6 de noviembre a que el mandatario había concedido «grandes regalos» a mujeres, jóvenes, negros y latinos, grupos que resultaron decisivos en los comicios.

Los comentarios del excandidato presidencial fueron formulados el miércoles pero trascendieron ayer, y llegaron en momentos en que el Partido Republicano se encuentra en pleno forcejeo entre sectores moderados y los más conservadores, mayoritarios y con mayor activismo electoral.

En declaraciones formuladas ante la comisión de Finanzas de su partido, recogidas por The Newk Times y Los Angeles Times, Romney acusó:

«Por ejemplo, con respecto a los jóvenes, perdonarles los intereses de los préstamos educativos fue un gran regalo».

«Los anticonceptivos gratuitos (garantizados por la reforma sanitaria) fueron muy populares entre las mujeres en edad universitaria»

«Y por último, la reforma sanitaria fue también importante para ellos, porque cualquiera que tenga 26 años o menos puede formar parte de la póliza de seguro de sus padres, y eso es un gran regalo».

Hasta estos dichos, Romney no había formulado ninguna evaluación política de su derrota por dos puntos porcentuales frente al demócrata.

El miércoles por la tarde citó a los miembros de su comité financiero a una conferencia telefónica y se despachó con lo antedicho, sin saber que trascendería.

Según las encuestas a pie de urna, Romney se llevó casi el 60% del voto de los blancos, que son un 63% de la población, pero minorías de latinos y asiáticos revirtieron esa ventaja con brechas de 7 a 3 a favor del actual mandatario, y que llegó a ser 9,3 a 0,7 entre los negros. Los sectores de ingresos menores a u$s 50.000 anual y las mujeres fueron dos importantes segmentos que también volcaron la balanza a favor de la reelección.

«Pueden imaginarse que a alguien que gane 25.000, 30.000 o 35.000 dólares al año, si le dicen que va a tener un seguro médico gratuito, sobre todo si no lo tienen ya, y se va a ahorrar unos u$s 10.000 por familia de forma permanente, van a considerar que es algo enorme», agregó el exgobernador de Massachusetts. «Lo mismo para los votantes hispanos. La reforma sanitaria fue un extra. Pero sobre todo, con los hispanos, la amnistía para los hijos de los ilegales, los llamados hijos del Dream Act, fue un gran extra para ese grupo».

En mayo pasado, Romney había acudido a la mansión de un donante en Florida y dicho que un 47% del electorado no votaría por él ya que «es dependiente del Estado, se sienten víctimas, creen que el Estado tiene la responsabilidad de cuidar de ellos. Mi trabajo no es preocuparme de esa gente. Nunca los voy a convencer de que tienen que asumir sus propias responsabilidades». El vídeo se filtró en septiembre pasado, en el momento crucial de la campaña proselitista.

El postulante debió lidiar todo el año, incluso ante sus rivales dentro del Partido Republicano de discurso extremista, con la acusación de que es un hombre de negocios poco sensible, que forjó su fortuna en base a la especulación. Ambas filtraciones, en mayo y ahora, podrían tornar irremontable esa percepción.

La Casa Blanca rechazó ayer los dichos del excandidato presidencial. «Esta visión de los estadounidenses y de la elección se da de bruces con lo que sucedió realmente la semana pasada» en los comicios, dijo el vocero de Obama Jay Carney a bordo del avión presidencial Air Force One.

En un discurso ante la conferencia de gobernadores republicanos reunida en Las Vegas, Bobby Jindal rechazó los comentarios de Romney sobre las ¨tácticas» utilizadas por Obama para ganar la elección. «Creo que esto es absolutamente falso», dijo Jindal, según citó CNN. «No creo que represente lo que nosotros somos como partido», agregó.

Jindal, hijo de inmigrantes indios nacido en Estados Unidos que administra un estado fuertemente conservador como Luisiana, es visto como un potencial candidato presidencial del partido para 2016.

El miércoles, Romney se había mostrado decepcionado ante seguidores. «Sé que ustedes esperaban que ganáramos. Estamos afligidos por este resultado. No lo habíamos previsto, y estuvimos muy cerca, pero no es suficiente estar cerca en estos asuntos».

Agencias AFP y EFE;

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario