Para sostener actividad darán u$s 3 por barril a petroleras

Edición Impresa

 El Gobierno se comprometió ayer a apurar una resolución que establezca una subvención de 3 dólares por barril a las empresas que sostengan la misma producción que en 2014 y de 2 dólares adicionales para las que mantengan igual nivel de exportaciones.

Estos alicientes ya se prometieron en las reuniones realizadas en diciembre -cuando se pactó una baja en el precio interno del crudo y de los combustibles al público- pero todavía no se dictó la norma correspondiente. Se especificó ayer que la comparación con el año anterior será trimestral, partiendo del último trimestre de 2014.

Como se preveía, tras la caída del precio internacional del petróleo por debajo de 50 dólares que se registra desde la semana pasada, el Gobierno debió sentarse de nuevo con los representantes del sector petrolero.

La reunión que se realizó en el Palacio de Hacienda fue encabezada por tres ministros: Axel Kicillof, Julio De Vido y Carlos Tomada, con la presencia de directivos de las principales empresas, incluyendo a Miguel Galuccio de YPF, además de los gobernadores de las provincias petroleras, salvo en el caso de Santa Cruz que envió a un representante, y de los sindicatos de la actividad.

Las compañías manifestaron una posición común: la preocupación por bajar los costos en el actual contexto internacional. Una de las principales medidas que impulsaron es lograr una mayor productividad avanzando sobre ciertos aspectos de los convenios laborales referidos al ausentismo y a las condiciones de trabajo, a cambio de mantener la actividad y el empleo. También propusieron y los sindicatos aceptaron incluir en el acta acuerdo final, mantener "la paz social" y bajar la conflictividad.

A partir de ahora, se inicia una ronda de acuerdos que van a ser provinciales, según declaró el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez. Según el cronograma previsto, las negociaciones serán primero con Neuquén, La Pampa y Río Negro, luego Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, y por último Jujuy, Formosa y Mendoza. En cada caso intervendrán los gobernadores, los sindicatos y representantes del Gobierno nacional.

El acta firmada indica que "ante la abrupta baja del petróleo a nivel internacional es necesario consensuar mecanismos que permitan morigerar los efectos de esta situación en nuestro país". También se menciona en el punto dos la necesidad de que "la actividad se desarrolle en un marco imprescindible de paz social y ausencia de conflictos, en el marco de los convenios colectivos de trabajo y actas complementarias vigentes, como factor fundamental para sostener la productividad del sector".

En el punto tres los firmantes ratifican el compromiso de recuperar el autoabastecimiento y a que ese proyecto "no se vea afectado por el contexto internacional imperante". Por último, en el punto cuatro, "las partes se comprometen a revisar en profundidad el actual desempeño de los diferentes factores productivos arbitrando los medios que permitan alcanzar los estándares deseados de calidad y eficiencia necesario para llevar adelante la actividad".

Dejá tu comentario