5 de abril 2013 - 00:00

Petrobras: "No tomamos ninguna decisión aún sobre la Argentina"

Dilma Rousseff
Dilma Rousseff
Petrobras Brasil dijo ayer en los mercados bursátiles en que opera que en relación con los activos que posee en la Argentina y en Nigeria "no ha tomado ninguna decisión sobre la negociación de éstos" , y ratificó que tiene previstas desinversiones por u$s 9.900 millones tanto en Brasil como en el exterior. La comunicación salió al cruce de una información publicada en ese país por la revista Epoca, según la cual la empresa de capitales brasileños tiene firmada una carta de intención para venderle el 50% de su tenencia en Petrobras Argentina al grupo Indalo de Cristóbal López por u$s 900 millones. No obstante, la empresa no desmintió la existencia de una negociación.

La versión dio lugar a críticas de la oposición al Gobierno de Dilma Rousseff sobre la subvaloración de las tenencias en la Argentina y también provocó inquietud en el mercado local, lo que llevó a algunos analistas a atribuir a los rumores la caída de la acción de PESA. El papel bajó el 8,17% desde el 22 de marzo y el 11,7% desde el 12 de febrero. No obstante, se encuentra el 15,5% por encima del valor del 2 de enero.

Según otros opinadores, la acción de PESA podría estar también afectada por la situación de Petrobras Brasil. Este papel viene deteriorándose en los mercados como consecuencia de la reducción en sus márgenes de ganancia y de su resultado neto total en el último ejercicio. La acción cerró ayer en Wall Street a u$s 16,14, un 9,3% menos que el 15 de marzo y un 10,7% menos que el 4 de enero.

No se descarta tampoco que haya cierta decepción con las petroleras locales. La acción de YPF cerró ayer en Buenos Aires a $ 13,79, un 10,9% menos que el 20 de marzo y un 21% menos que el 29 de enero.

En tanto, entre empresas petroleras se sigue especulando que Petrobras en la Argentina sólo quiere sumar socios para invertir en áreas de recursos no convencionales, y que en todo caso vendería su participación en refinación y comercialización que incluye la refinería de Bahía Blanca, una parte de Refinor que explota la refinería de Campo Durán en Salta y los derechos sobre unas 300 estaciones de servicio que le quedaron luego de haber vendido un número similar y la refinería San Lorenzo en Santa Fe dos años atrás al mismo López.

A contramano de la versión de Epoca, algunos analistas del mercado se interrogaban ayer sobre cómo podría encajar la venta de parte de Petrobras por u$s 900 millones a un empresario local que debería conseguir los dólares en el país con la actual política cambiaria que no permite ni siquiera girar utilidades a las empresas extranjeras. Con este argumento, se reforzaría la versión de que Petrobras podría ceder parte de sus derechos en algunas áreas a cambio de inversión, siguiendo el modelo que busca implementar YPF.

Dejá tu comentario