Precio del aceite de soja continuará firme

Edición Impresa

Los precios del aceite de soja seguirían firmes en las próximas semanas, pese a la actual debilidad del grano y de la harina de soja, mientras China podría reanudar las compras del derivado a la Argentina, informó ayer la revista Oil World.

«El aceite de soja estará relativamente más firme que la harina de soja en las próximas semanas», dijo la publicación especializada en cereales y oleaginosas. Y agregó: «Esta dependencia global del aceite de soja probablemente suba debido al insuficiente suministro de otros aceites comestibles».

El consumo global de los ocho principales aceites vegetales probablemente exceda la producción en abril/setiembre de 2010, recortando los inventarios y apoyando los precios, dijo la revista con sede en Hamburgo.

«El aceite de soja ha sido cotizado en forma competitiva en relación con el aceite de palma en semanas recientes, estimulando un significativo interés comprador de la India», precisó.

En tanto, China es probable que reanude pronto compras de aceite de soja al mayor exportador mundial del derivado, la Argentina, debido a la falta de alternativas y los grandes requerimientos de importación de aceite comestible de China, agregó Oil World.

China está actualmente inmersa en una disputa comercial con la Argentina que ha llevado las enormes compras chinas de aceite de soja de la Argentina a una parálisis virtual. Pese a negociaciones continuas, la disputa sigue sin resolverse.

«Esperamos que China reanude compras de aceite de soja de la Argentina desde junio en adelante», adelantó Oil World. «Las existencias de aceite vegetal de China están actualmente declinando y una reanudación de importaciones de aceite de soja será necesaria para satisfacer la demanda y evitar que las existencias declinen a bajos niveles incómodos», agregó.

Además, «el fuerte incremento de los arribos de soja a China probablemente lleve a una acumulación considerable de inventarios, lo que podría resultar en una desaceleración de las compras chinas para embarques entre junio y agosto de 2010.

Las importaciones chinas de soja en mayo y junio serán las máximas en los registros, agregó la revista.

Este interés comprador explica en gran medida las proyecciones de Oil World, de que las exportaciones globales de soja subirán en mayo a 10,27 millones de toneladas desde los 8,06 millones de mayo de 2009, pese a la lentitud de las ventas de la nueva cosecha de los agricultores argentinos.

«Prevemos declives de precios de la soja y de la harina de soja en los próximos 2-3 meses, a menos que las condiciones climáticas se deterioren en Norteamérica o en las otras principales regiones productoras», dijo la revista.

Las existencias chinas de soja importada están subiendo a pesar del incremento del procesamiento, un factor que podría debilitar los precios, dijo la revista.

«Los inventarios muy grandes disponibles en manos de los productores sudamericanos tendrán que pasar al mercado tarde o temprano», añadió.

Los inventarios combinados de soja argentina y brasileña podrían subir en 19,4 millones de toneladas en el año a fines de agosto de 2010, agregó.

«Esto resultará en una competencia significativa para la soja y los productos de Estados Unidos en setiembre/febrero 2010/11, creando un escenario bajista para los precios, siempre que sean favorables las condiciones climáticas de Estados Unidos», sostuvo Oil World.

La harina de soja también probablemente reciba una presión considerable sobre su precio en los próximos 2-3 meses debido a la creciente producción, principalmente de Sudamérica. Esto podría reforzar la presión sobre los valores de la soja», dijo.

Dejá tu comentario