¿“Precio sostén” para el petróleo?

Edición Impresa

El CEO de YPF, Sebastián Eskenazi, afirmó ayer que «se está negociando principalmente entre Nación y provincias el precio del barril del petróleo y supongo que en los próximos días habrá definiciones». Esto significaría que el Gobierno, alarmado por la caída de la actividad y de los ingresos de las provincias productoras, podría fijar un precio de referencia para el petróleo en el mercado local.
Si fuera así, se cerrarían de hecho las negociaciones en curso entre productoras y refinerías sin petróleo propio que ya se extienden sin éxito desde hace tres meses. Sin embargo, para que las refinerías acepten precios más altos que los internacionales, debería haber también un cambio en el régimen de retenciones a la exportación de hidrocarburos, porque ninguna empresa va a comprar un insumo para producir a pérdida.
Eskenazi hizo estas declaraciones en Neuquén durante un encuentro convocado por el gobernador Jorge Sapag, en el que participó toda la cúpula directiva de YPF. Estuvieron, además, Matías Eskenazi (Petersen Energía); y por Repsol, Miguel Martínez y Antonio Gomis. Participaron también representantes del sindicato de petroleros privados de Neuquén y Río Negro, y de las empresas contratistas y subcontratistas dentro de la actividad petrolera.
Sapag (antes de la reunión, su Gobierno estimó que la actividad en la provincia cayó un 40%) quiso lograr, con la presencia de YPF, salir al cruce de posibles acciones de fuerza, como las que ya iniciaron obreros de la UOCRA por postergación de obras.
Con YPF, «la intención es acordar alguna mecánica de trabajo que permita hacer realidad el compre neuquino, sostener el nivel de empleo y las pymes neuquinas», dijo antes del encuentro el ministro de Gobierno al diario Río Negro.
Eskenazi ratificó que se cumplirán los pagos pactados por la renegociación de los contratos al Gobierno neuquino y las inversiones comprometidas en u$s 700 millones.
Sapag aseguró que se están renegociando y extendiendo los plazos de las concesiones a varias petroleras (Total, Apache, Capex, Petrobras y Pluspetrol), y que estima obtener por ese concepto u$s 400 millones adicionales. Eskenazi también dijo que no bajará la actividad y no se producirán despidos, de acuerdo con el compromiso asumido en noviembre pasado. Se sabe, en cambio, que YPF dejó de comprar crudo a otras petroleras.

Dejá tu comentario