Preocupante: economía de Brasil sigue sin recuperarse

Edición Impresa

  Brasilia - El índice de actividad económica IBC-Br del banco central brasileño, considerado un termómetro del producto bruto interno del país vecino, arrojó una leve suba del 0,04% en noviembre respecto del mes anterior. Los números apuntan a cuarto trimestres sin brillo, a raíz de un deterioro en la actividad industrial, las exportaciones y el consumo interno, informó ayer la autoridad monetaria.

La cifra superó las expectativas del mercado, que preveía un descenso mensual del 0,20%, de acuerdo con el tradicional sondeo de Thomson Reuters. Además, el organismo revisó el índice de octubre a una baja del 0,12% desde un declive del 0,26% reportado originalmente. De esta manera, la actividad arroja una contracción del 0,12% en los primeros once meses de 2014.

Sin embargo, las previsiones del Banco Central aún apuntan a que el PBI brasileño creció un 0,7% en 2014, lo cual sólo se confirmará en las próximas semanas, cuando se divulgue el resultado definitivo. Los cálculos oficiales difieren de los números del sector privado, que sitúan el crecimiento del año último en aproximadamente un 0,15%.

Una fuerte caída de la confianza de las empresas y de los consumidores durante la presidencia de Dilma Rousseff ha afectado a las inversiones y presionado a la otrora pujante economía brasileña. Rousseff ha intentado reconquistar a los mercados mediante la designación de un gabinete económico más ortodoxo, que promete alejarse del sesgo intervencionista del Partido de los Trabajadores.

A comienzos de la semana, el flamante ministro de Economía, Joaquim Levy, ratificó que el Gobierno deberá recortar gastos y subir algunos impuestos para recuperar la credibilidad de los mercados. "Este es un año de ajuste económico y volver al equilibrio para recuperar el crecimiento", afirmó el economista, agregando que cualquier aumento de impuestos que pudiera hacerse tendría un impacto mínimo en la actividad económica.

Agencias Reuters y EFE

Dejá tu comentario