Prometen ahora que habrá radarización para 2016

Edición Impresa

El Gobierno nacional firmó ayer los contratos para la construcción y desarrollo de radares para la defensa y otros de uso meteorológicos, con el anuncio de Cristina de Kirchner. Culmina un largo proceso burocrático del Plan de Radarización que lanzó Carlos Menem y sucumbió en su gestión por enfrentamientos entre empresas que pujaban por el contrato. A mediados de marzo, el Gobierno nacional amplió el presupuesto del Ministerio de Defensa y destinó 234,4 millones de pesos para la adquisición de estos seis nuevos radares de largo alcance producidos por Invap. El programa se denomina «radar primario argentino, ingenio electrónico tridimensional 3D de largo alcance», brinda altura, orientación y distancia de aviones, destinado a uso militar. Con plata en mano, el ministro Arturo Puricelli presionó al Invap para que el prototipo esté operativo a fines de 2011, y el programa completo para 2016.

En 2005, la empresa estatal mixta Invap (Gobierno nacional y de la provincia de Río Negro) comenzó el desarrollo del primer modelo de radar primario 3-D, de uso militar, a pedido de la Fuerza Aérea Argentina. El proyecto comenzó casi al mismo tiempo que el renovado proceso licitatorio internacional que lanzó el Ministerio de Defensa, entonces a cargo de Nilda Garré, en línea con el decreto de radarización que había firmado el extinto Néstor Kirchner en 2004. Esa licitación no tuvo mejor suerte que la de Menem, se cayó porque no había recursos para afrontar el costo (en euros) del producto presentado por el único oferente que quedó en carrera, y virtual ganador de la compulsa, el grupo Thales-Raytheon Systems. La salida fue continuar con el esfuerzo sólo en el desarrollo elaborado por Invap.

Contrato

A fines de 2007, la Dirección de Fabricaciones Militares, a cargo del actual ministro Puricelli, y el Invap suscribieron el contrato RP3DLAP para el diseño, desarrollo, construcción, puesta en servicio, certificación, homologación y provisión de un prototipo de Radar Primario 3D de Largo Alcance. La carpeta progresó porque los recursos fluyeron sin tropiezos desde el Ministerio de Planificación Federal, bajo el control directo de Julio De Vido. Con la llegada de Puricelli a Defensa se agilizó el plan; en la IV Brigada Aérea de Mendoza a mediados de abril pasado se hicieron pruebas exitosas del tercer prototipo, MET III (acrónimo de Modelo de Evaluación Tecnológica).

Los aviadores se sorprendieron por las prestaciones, el radar detectó los helicópteros no bien despegaban de la pista y a una distancia de casi 250 millas. El equipo confirmó sus ventajas de diseño, captó las aeronaves en vuelo a muy baja altura, característica que lo convierte en un obstáculo serio para los vuelos furtivos que intentan «pasar por debajo del lóbulo» y no ser detectados.

Este desarrollo anunciado por la Presidente complementa la tarea realizada por Invap dentro del Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (Sinvica) sancionado en 2004, a través del Decreto No 1.407, por el que ya se proveyeron varios radares secundarios (RSMA), diseñados y construidos por la empresa mixta que están instalados en aeropuertos y sirven al control del tráfico aéreo comercial.

Dejá tu comentario