4 de noviembre 2013 - 00:00

Provincias activan “plan B” para sueldos y aguinaldos

Daniel Peralta, Fabiana Ríos y Alberto Weretilneck
Daniel Peralta, Fabiana Ríos y Alberto Weretilneck
Con las elecciones legislativas nacionales consumadas, y tras meses donde primó el debate sobre el futuro político del país, diversas provincias ingresan en el tramo final de 2013 para enfrentar la carrera más importante y real: la económica. En ese esquema, Río Negro, Santa Cruz, Catamarca y Tierra del Fuego, entre otros, diagraman la manera de terminar el año sin problemas financieros frente a la obligación de depositar los sueldos y el aguinaldo en tiempo y forma.

Río Negro, provincia que lidera Alberto Weretilneck, comenzó a gestionar un crédito privado de 250 millones de pesos para poder refinanciar un préstamo anterior -de la gestión del exgobernador radical K Miguel Saiz-, obras pendientes y, también, para contar con un colchón que permita cancelar el segundo medio aguinaldo en la administración pública.

Al ser consultado sobre dificultades financieras que se presentarían en el mediano plazo, el ministro de Economía rionegrino, Alejandro Palmieri, aseguró a Ámbito Nacional que "es la primera vez en dos años de gestión que se realiza un pedido de toma de crédito", y explicó: "Este año tuvimos un alto nivel de ejecución. Por ejemplo, la obra pública creció el 68% interanual, algo que no es normal para nuestra provincia".

Palmieri además señaló que el distrito tenía "muchas inversiones planificadas con un financiamiento puntual que no se dio", entre las que se encontraban "muchas obras hidráulicas", y detalló: "Éstas se debían hacer con diversos recursos, como por ejemplo, los de la energía, pero entre las bajas lluvias y bajas tarifas tuvimos que recurrir al Tesoro para llevarlas a cabo".

El ministro de Economía de Río Negro manifestó que el crédito privado en pesos -diferente a los de otros distritos, que recurrieron a bonos bajo la modalidad de dollar linked- es a 36 meses, con tres de gracia, y sobre una tasa Badlar más 530 puntos básicos. El funcionario sostuvo que "no está siendo fácil conseguir financiamiento a pesos con las dificultades que eso significa".

Por último, Palmieri adelantó que desde hoy, y hasta el miércoles, "habrá intensas jornadas de trabajo para diagramar el proyecto de Presupuesto 2014", que será enviado a la Legislatura cerca de mitad de mes". Las primeras estimaciones darían, según fuentes del Ministerio de Economía, una iniciativa con gastos por más de 12.000 millones de pesos.

Desde la oposición, la legisladora provincial y flamante senadora nacional electa por el Frente Progresista, Magdalena Odarda, cuestionó el pedido de crédito del Gobierno rionegrino, ya que primero tendría que solucionarse, según dijo, lo que le debe Nación a la provincia. En ese sentido, resaltó: "Ya ascendía a 1.000 millones anuales, habría que ver cuánto es ahora".

En Santa Cruz, en tanto, el gobernador Daniel Peralta, en constante disputa con la agrupación kirchnerista La Cámpora, se ve imposibilitado de tratar en la Legislatura un crédito de 400 millones de pesos. "Nos quieren desfinanciar y asfixiar económicamente", disparó el mandatario, y agregó: "Quiero saber qué vamos a hacer en diciembre, si vamos a esperar a que venga alguna hada madrina o mágica a decirnos que está el dinero para pagarnos o no".

Por su parte, Tierra del Fuego -cuya Legislatura se encuentra en un áspero debate sobre el Presupuesto 2014 donde se discuten, entre otros puntos, el actual pago escalonado de salarios- levantó el teléfono y pidió auxilio al Gobierno nacional: la semana pasada, el ministro de economía local, Osvaldo Monti, se reunió con su par de Nación, Hernán Lorenzino, en un cónclave donde se plantearon, según declaró el primero, "alternativas de cómo solucionar algunos de estos problemas con herramientas de corto, mediano y largo plazo".

En Catamarca, en para- frente a la inquietud de varios intendentes respecto al aguinaldo, la gobernadora kirchnerista Lucía Corpacci recurriría a la receta del exmandatario radical Eduardo Brizuela del Moral, ya que pediría adelantos de fondos mineros para suavizar el problema que enfrentaría el distrito a fin de año.

Pese a las medidas que intentan adoptar las provincias, el final de este año sería no tan problemático como 2014, crucial para las economías del interior ya que, de no mediar una decisión de la presidente Cristina de Kirchner que piden por lo bajo muchos gobernadores-, más de 15 distritos tendrán que comenzar a pagar las deudas que deben a Nación. En algunos casos, llegan a los mil millones de pesos.

Dejá tu comentario