Provincias advierten sobre impacto de caída de fondos

Edición Impresa

• Desaceleración afecta obra pública y subas salariales

En medio de las duras discusiones salariales en el interior y del intento de avanzar en el cronograma de obras públicas durante este electoral 2013, los gobiernos provinciales salieron a advertir el impacto en sus distritos de la desaceleración de las remesas nacionales de corte automático al interior.

El rebote -que no hace referencia al estado de cosas en materia de las transferencias de tipo discrecional, que no se rigen por parámetros preestablecidos- se mide en términos de menores recursos para llevar adelante obra pública -lo que fuerza a los Ejecutivos a reasignar fondos propios o postergar plazos- y para concretar aumentos de sueldos.

La admisión del impacto negativo de este escenario se da tanto desde Ejecutivos críticos como de otros que presentan una sintonía con el kirchnerismo.

En esa línea, por caso, desde el gabinete del radical Ricardo Colombi aseguraron que los envíos a Corrientes en concepto del denominado Fondo Sojero -que se nutre de retenciones a las exportaciones de soja- cayeron 50 por ciento durante los primeros dos meses del año, en comparación con igual período del año pasado. "Pese a esta situación, vamos a sostener el ritmo de las inversiones porque ésa es la instrucción del gobernador", sostuvo el ministro de Hacienda local, Enrique Vaz Torres.

Las cuentas correntinas anotan que mientras que en los dos primeros años de 2012 los envíos en este rubro fueron por cerca de $ 32 millones, en el primer tramo de este año llegaron sólo a $ 16 millones.

"El problema es que hablamos de la mitad de los recursos que el año pasado, con una inflación anual del 25 por ciento; es decir, con la mitad de los fondos, tenemos que ejecutar obras cuyos materiales e insumos están mucho más caros que el año pasado, al igual que la mano de obra de los trabajadores", recalcó Vaz Torres, además de advertir que "esta situación está perjudicando al conjunto de las provincias".

En sintonía, desde Entre Ríos el ministro de Economía del justicialista K Sergio Urribarri, Diego Valiero, sostuvo que "el año pasado ingresaron 100 millones de pesos menos de los fondos de la soja".

"Es una cifra muy importante y todos los contratos que estaban con este financiamiento se fueron retrasando; esto presiona y dificulta el financiamiento para los pagos", afirmó, al hacer referencia a los trabajos en escuelas que deberían haber concluido durante el período vacacional estival.

"Esta es la realidad por la cual no se pudieron finalizar los trabajos en las escuelas, aunque también a veces las empresas no tienen la capacidad operativa para resolver los problemas en dos meses", agregó.

En tanto, desde Catamarca, la gobernadora K Lucía Corpacci ratificó en las últimas horas la imposibilidad de otorgar un incremento salarial del 30% a la administración pública y se apoyó para ello en el hecho de que los envíos de fondos nacionales se incrementaron sólo en un 17% y que la Legislatura no validó una suba de impuestos.

"Yo siempre digo de una manera muy clara que el presupuesto no es chicle y uno tiene limitantes", además de resaltar que Catamarca es "una provincia dependiente del Gobierno nacional porque no logramos la recaudación propia".

"Vivimos de los ingresos de la minería y del Presupuesto nacional y el aumento del Presupuesto nacional está en el orden del 17 por ciento y ése es el incremento que tenemos de nuestro Presupuesto; entonces, no podemos otorgar incrementos salariales del 30 por ciento porque no tenemos esos recursos", enfatizó.

Dejá tu comentario