Provincias esperan nueva prórroga de sus deudas

Edición Impresa

• VENCIÓ EN DICIEMBRE EL PLAZO ESTABLECIDO POR LA NACIÓN.
• MONTO GLOBAL ES DE ALREDEDOR DE $ 72 MIL MILLONES.

  Con el año electoral sobre los hombros y las suspicacias políticas que ello genera, los gobernadores aguardan con ansiedad la convocatoria de la Casa Rosada para sellar una nueva tregua -la última ya expiró- en el pago de los millonarios vencimientos de la deuda que las provincias mantienen con la Nación.

La última extensión, de carácter trimestral, fue rubricada el pasado 30 de septiembre. En aquella oportunidad Cristina de Kirchner concedió a 16 mandatarios -luego se sumó el díscolo chaqueño Juan Carlos Bacileff Ivanoff- una prórroga hasta el 31 de diciembre del Programa Federal de Desendeudamiento, activado en mayo de 2010 por la Presidente.

Esa medida les significó a los Ejecutivos locales un ahorro de cerca de $ 1.880 millones, que fue clave para oxigenar las arcas y hacer frente al pago del medio aguinaldo de diciembre.

Con esa tregua ya vencida, funcionarios del interior consultados ayer por este diario confirmaron que todavía no recibieron un llamado oficial desde Balcarce 50 para firmar el nuevo alivio en el compromiso de los vencimientos.

La dilación se da pese a que los Ejecutivos ya remitieron a los despachos nacionales la información requerida sobre el desempeño financiero local, entre otros ejes, destinada a ejercer un control más exhaustivo de los números del interior.

Los referentes provinciales coincidieron ayer ante Ámbito Nacional en que esperan novedades para los últimos días del mes.

Pero no pasa inadvertido en los círculos gubernamentales el peso que tendrá la catarata de comicios 2015 en el otorgamiento de este tipo de concesiones, máxime teniendo en cuenta que en 2014 cinco gobernadores quedaron temporariamente afuera del lote de mandatarios beneficiados, en el marco de tensiones políticas con sus distritos.

Por eso por lo bajo algunos referentes provinciales reconocieron su temor de que el programa nacional asuma un tinte de tono extorsivo, a tono con las urgencias electorales que tenga el kirchnerismo en cada distrito.

Por de pronto, en julio pasado los justicialistas Martín Buzzi (Chubut) y Francisco Pérez (Mendoza), el neuquino Jorge Sapag (MPN) y el rionegrino Alberto Weretilneck (Frente Grande, luego devenido massista) fueron excluidos por algunos meses de la tregua, en medio de la disputa con Nación por rechazar la nueva ley de hidrocarburos impulsada por la Presidente.

Finalmente el consenso llegó, la norma fue sancionada y esas cuatro provincias petroleras tuvieron su refinanciación, mientras que tiempo después quien vio dilatada la firma fue el mandatario interino Bacileff Ivanoff, con los cortocircuitos con el gobernador chaqueño en uso de licencia Jorge Capitanich, actual jefe de Gabinete, como telón de fondo.

A través de sucesivas prórrogas del plan, en el marco de una deuda de cerca de $ 72 mil millones, en 2014 los Ejecutivos provinciales pudieron dejar de pagar $ 2.081 millones en el primer trimestre y $ 1.789 millones en el segundo, que se sumaron al ahorro de $ 1.596 millones del penúltimo trimestre y a los $ 1.880 millones del último.

Dejá tu comentario