Proyecto de ley para bajar retenciones

Edición Impresa

Los diputados nacionales Ulises Forte (UCR La Pampa) y Pablo Orsolini (ACyS Chaco) presentaron ayer un proyecto de ley para bajar y segmentar las retenciones a las exportaciones de soja, trigo, maíz, girasol y sorgo (Expte. 3.212-D-2010). «Mientras tenga que seguir habiendo retenciones, es fundamental que exista un régimen tributario más justo, que venga a modificar situaciones de inequidad que hoy existen y que hacen que, sin importar la escala, todos los productores paguen lo mismo. Con nuestro proyecto buscamos que los pequeños y medianos productores puedan ser rentables y competitivos, y frenar los procesos de concentración en pocas manos y desaparición de productores genuinos que viene dándose. Por eso proponemos que se reintegre el 100% de las retenciones a quienes producen en las escalas más bajas», señalaron ayer los legisladores en un comunicado.

«Esta iniciativa baja en un 10% las retenciones existentes a la fecha, al tiempo que busca fortalecer a los pequeños y medianos productores estableciendo un sistema de compensaciones bancarias. También crea un Fondo Único de Retenciones y Compensaciones, a cargo del Consejo Federal Agropecuario y cuatro representantes de los productores, uno por cada entidad (FAA, CRA, SRA y Coninagro), que será quien realice las devoluciones y luego asigne el neto restante según lo establece la ley de coparticipación (23.548 y sus modificatorias). Finalmente, establece que se implemente una Comisión Bicameral de monitoreo permanente, formada por ocho diputados y ocho senadores, que sigan el tema», indicaron Forte y Orsolini.

El proyecto establece que sea la AFIP la encargada de emitir el Código de Devolución de Derechos de Exportación (CODE) que habilite el cobro de las compensaciones de acuerdo con las condiciones del productor y la segmentación que le corresponda según su comercialización. Además, estipula que los montos que deban compensarse sean liquidados en un lapso menor que 30 días de realizada la presentación por parte del productor.

La iniciativa también baja las retenciones a los siguientes topes: soja hasta el 33%, maíz hasta el 18%, trigo hasta el 20%, sorgo hasta el 18% y girasol hasta el 15%, y en cada caso establece devoluciones que van de entre el 100% al 13%, según el producto y el volumen.

«A lo largo del conflicto que vivimos en 2008, vimos el rechazo de millones de argentinos a un modo de hacer política centralista, unitaria y sin consenso. Con este proyecto buscamos, además de segmentar en beneficio de los productores más chicos, transparentar los mecanismos por los cuales se asignan los recursos provenientes de las retenciones a las provincias, de modo que ese dinero no pueda usarse como chequera disciplinadora», remarcó Forte.

«Además, estamos convencidos de que las alícuotas deben ser fijadas por el Congreso de la Nación, para dar previsibilidad a los productores», concluyó Orsolini.

Dejá tu comentario