¿Quiebran productores pese a cosecha récord?

Edición Impresa

Mientras se ingresa en la etapa final de la cosecha de soja, se estima que la producción -calculada en un récord, por encima de los 54 millones de toneladas- se verá de todos modos afectada en sus rendimientos a causa de la plaga «mancha ojo de rana» y los excesos de agua, a la vez que surgen análisis que advierten por posible quebranto de pequeños y medianos agricultores.

Se espera que el rendimiento medio nacional por hectárea quede por debajo del máximo registrado durante el período 2006-2007 de 2.980 kilos, según la Bolsa de Cereales. La cosecha de soja se encuentra cerca de cubrir el 50% de la superficie sembrada de casi 19 millones de hectáreas, y la Bolsa de Comercio de Rosario da cuenta de que las plagas mencionadas harán mermar los rendimientos.

Por lo pronto, ya hay voces que alertan sobre una supuesta mala rentabilidad de esta campaña, entre ellos Daniel Assef, economista de Coninagro, que toma en cuenta la situación de pequeños y medianos productores. Explicó que si los rindes obtenidos son menores a 3.000 kilos -lo que resulta factible-, entonces se «pierden 47 dólares» por tonelada en un campo de unas 500 hectáreas.

De acuerdo con los datos publicados por la revista especializada Márgenes Agropecuarios, una tonelada de soja de una hectárea que ha tenido un rendimiento de 4.000 kilos deja una ganancia neta de 6 dólares con la que se deben asumir los compromisos del próximo ciclo agrícola. «Siempre según Márgenes Agropecuarios, esa pérdida de 47 dólares se cuenta a partir de un productor que ha invertido en todos los insumos y tecnología de punta: no se trata de índices brutos, sino netos, es decir, descontados las labores, gastos de amortización, el personal, mantener alambrados, viajar, cuidar los caminos internos, pagar el contador», indicó Assef.

También destacó que, mientras tanto, el Gobierno por derechos de exportación (35%) de soja se lleva 121 dólares por cada tonelada. En el caso de quien logró los 4.000 kilos de rindes y tiene 6 dólares de rentabilidad neta, invirtió 96 dólares por cada mil kilos. Producir una tonelada de soja cuesta, según estos cálculos vertidos por Assef, 217 dólares, y «el Gobierno siempre se lleva 121 dólares cada tonelada». Por lo tanto, varios productores se encuentran en situación de quebranto a pesar de la cosecha récord.

Hay especialistas que todavía no hablan de cosecha récord, ya que ésa sería la calificación si trascendiera el tope de la mejor recolección obtenida históricamente y tal performance está por verse todavía, ya que la trilla viró hacia las áreas marginales que ofrecen menores rindes, según el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Otras evaluaciones toman en cuenta que cuando termine la cosecha de soja y los productores saquen los números finales, luego de haber tenido que financiar también el trigo que no pudieron o les costó vender, habrá malestar.

Por este motivo, aclaró Assef, durante la última reunión de la Comisión de Enlace, sus integrantes decidieron encarar un acto público -el 3 de mayo en la zona triguera de Coronel Pringles- para terminar de medir la temperatura de los productores.

La producción viene de dos años y medio complejos, afectada por la corriente de El Niño y la sequía, el trigo sin alicientes y la soja que tributa en términos reales casi un 60% al Estado.

Está en discusión también con qué fuerza las entidades pelearán una reducción en las alícuotas de los derechos de exportación de la soja y la eliminación de las retenciones al trigo, maíz, sorgo y girasol.

Algunos opinan, como Assef, que ese productor que «está cosechando, pagando deudas atrasadas, el canje que realizó para financiar esta campaña y con la comercialización de trigo condicionada por el Gobierno» es posible que «salga a protestar fuertemente para lograr la baja de las retenciones».

Dejá tu comentario