Rechazo a referendo decorativo en Malvinas reabre el Congreso

Edición Impresa

El Congreso manifestará hoy en el debut de las sesiones ordinarias su rechazo al referendo celebrado por los residentes de las Islas Malvinas, a través de dos proyectos de declaración que serán tratados simultáneamente en la Cámara de Diputados y en el Senado.

El Parlamento expresará así la posición argentina ante el referendo en el que el 98,8% de los residentes de las Malvinas votaron a favor de que el archipiélago continúe bajo dominio británico.

Se trata de uno de los pocos temas en los que el oficialismo y la oposición mantienen la misma postura, al coincidir en que la consulta realizada en Malvinas no tiene validez en el marco jurídico internacional, por lo que se prevé la aprobación de los proyectos en ambas Cámaras.

El Senado tratará un proyecto de declaración que cuenta con la firma del presidente del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto; su compañero de bloque Daniel Filmus; Rubén Giustiniani y Jaime Linares, del Frente Amplio Progresista, y Ernesto Sanz, de la UCR.

La iniciativa fue presentada por Giustiniani, quien pidió una sesión especial para manifestar el rechazo al referendo y "denunciar la trampa que esconde la apariencia de participación popular en el caso de un pueblo implantado". En Diputados, se someterá a votación una iniciativa del diputado del Frente para la Victoria, Juan Pablo Kosiner, quien sostuvo que "este proyecto rechaza la validez de la votación, argumentando que la población malvinense es en su origen británica".

"El caso Malvinas no se encuadra bajo el principio del derecho a la libre determinación de los pueblos sino que se trata de un caso de colonialismo, en coincidencia con lo establecido por la ONU en múltiples resoluciones", agregó.

Además, Kosiner argumentó que el referendo "no puede relevar al Reino Unido de cumplir con la obligación que el derecho internacional le impone de resolver la disputa que mantiene con la Argentina mediante la reanudación de negociaciones".

Supervisión

"No está supervisado por las Naciones Unidas y no será considerado por ese organismo internacional, cuyas resoluciones apuntan a una solución negociada de la disputa"
, señaló Kosiner.

La Cámara de Diputados también buscará aprobar el proyecto de ley que crea el Régimen de Contrato de Trabajo para el personal de casas particulares, tras el dictamen emitido ayer por el plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Familia.

El proyecto que finalmente llegará al recinto establece una jornada de trabajo que no puede pasar las 8 horas diarias o 48 semanales; y precisa que si el empleador se excede deberá pagar horas extras. El reposo nocturno de los trabajadores de casas particulares debe ser, como mínimo, de nueve horas consecutivas, mientras que se impone otro descanso de tres horas al mediodía, que incluye el horario del almuerzo. Asimismo, el descanso semanal será de, al menos, 35 horas, en tanto el sábado el final de la jornada será a las 13, mientras que el domingo no es laborable.

La Cámara de Diputados también debatirá la aprobación de una indemnización especial para familiares y víctimas del atentado a la sede de la AMIA, ocurrido en 1994.

Durante la jornada el Frente para la Victoria también intentará aprobar la ley que regula el trabajo del personal de casas particulares.

El proyecto, que establece un beneficio extraordinario de reparación, por única vez, a los familiares y víctimas con lesiones graves del atentado a la AMIA, ya obtuvo aprobación en el Senado, por lo que se espera que este miércoles sea convertido en ley.

La iniciativa estipula el pago de 400 mil pesos por persona fallecida, el 70 por ciento de esa cifra para quienes fueron afectados por heridas gravísimas y el 60 por ciento para quienes recibieron heridas graves.

Dejá tu comentario