Retiran $34.000 millones en beneficios a exportadores

Edición Impresa

Se trata de los reintegros de impuestos que cobraban las empresas que venden al exterior. La dimensión del ajuste equivale al 0,3% del PBI y al 20% del déficit fiscal pautado con el FMI para 2019.

El Gobierno puso en marcha el recorte de beneficios a empresas exportadoras por $34.000 millones hasta 2019, lo que constituye casi el 50% del paquete de ajuste fiscal anunciado por Nicolás Dujovne la semana pasada, que incluye la suspensión del cronograma de reducción de retenciones y la eliminación del fondo de la soja. Con la publicación de la medida en el Boletín Oficial comenzó la parte de apretón fiscal que recaerá sobre las empresas que venden productos al exterior. Se trata de los reintegros que perciben, como devolución de impuestos indirectos que se suman a lo largo de la cadena de valor. Del paquete, unos $5.000 millones impactarán este año, y el resto el año próximo. El ahorro fiscal de la medida es del 0,3% del PBI y representa el 20% del déficit fiscal estimado para 2019.

En el Ministerio de la Producción relativizan el impacto del recorte al asegurar que el tipo de cambio nominal acumula un aumento del 50% desde principios de año, lo que implica un muy fuerte salto en los niveles de competitividad de todos los sectores exportadores. Estiman que la caída del Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) por el ajuste es del 1%, contra un incremento del 23% respecto de 2014 y 2015. También los funcionarios de Producción sostienen que con el efecto de la Reforma Fiscal que tiende a reducir las alícuotas de los impuestos la consecuencia de disminuir los reintegros tenderá a "diluirse".

En el caso de los alimentos los reintegros para la carne bovina que alcanzaban el 4%, bajaron a un rango del 0,5% y el 1,25%, según la modalidad de envío. Para el harina de trigo, la devolución que estaba en un 3%, con el decreto se bajó a un 0,75%; para los productos lácteos como el queso los reintegros bajaron de un 5% a un 2,5% y la leche en polvo quedó con un 0,75 por ciento. El arroz cayó de un nivel de entre el 2% y el 3% al 0,25% y un 0,75%; las pasas de uva bajaron del 4,05% al 0,75%; el jugo concentrado de uva, del 6% al 2,5%; el vino espumoso, del 6% al 3,25%; y el vino del 5,5% al 3%; el ajo, del 4,5% al 1,25%. En el caso de fundiciones de acero en lingotes, que tenían un reintegro del 2%, fueron a cero. Las ferroaleaciones, que tenían el 7 % pasaron al 3,5. La mayoría de los productos de siderurgia tenían una devolución del 7,5% pasaron a tener cero. En vehículos recuperaban un 6% y pasaron al 2% Las autopartes tenían el 7% y las rebajaron a entre un 4% y el 4,5%. Las motocicletas pasaron del 6,5% al 5% y en textiles las telas tenían un 4% y pasaron al 2,5%, entre otros productos.

Concentración

En Producción señalan que las reducciones más fuertes en los beneficios afectan más a las exportaciones que están concentradas en las grandes empresas, como Aluminio, Acero, Aceite, Minerales y Combustibles, que explican más de la mitad de todas las exportaciones del país. En cambio, se detalla que en los sectores sensibles, como textiles, calzados, marroquinería, el impacto es menor. Además aseguran que se va a poner en marcha la devolución de reintegros de manera preferencial a las pequeñas y medianas empresas que estén registradas en el padrón de la Secretaría de Industria.

Mientras tanto, en la Unión Industrial Argentina (UIA), los empresarios comenzaron a digerir el nuevo escenario. Dirigentes del interior expresaron su rechazo con dureza al recorte, en el marco de la reunión de junta directiva, que es la mesa ampliada que integran las uniones industriales del interior y las cámaras sectoriales que integran la entidad nacional. Las automotrices nucleadas en la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) se fueron a ver al ministro Dante Sica. Como resultado del encuentro, Hernán Vázquez, presidente de Volkswagen señaló que, teniendo en cuenta el perfil exportador de la industria, "la reducción de reintegros se contrapone al propósito de la misma". "Es decir, compensar a través del reintegro los impuestos anteriores pagados en las distintas etapas de producción, y de esta manera evitar su exportación", dijo Vázquez, quien explicó que la misma "puede afectar los planes de exportación, y producción del sector". En ADEFA explicaron que la reducción del reintegro afectará de manera diferente a cada empresa, de acuerdo con su perfil. En principio, la quita solo será para las ventas dentro del Mercosur, ya que los de extrazona no serán afectados.

Dejá tu comentario