Roca inicia la nueva temporada de remates

Edición Impresa

El mercado mundial afrontará un año más sólido, basado en un sinceramiento de precios para atraer a nuevos inversores en arte

En el ámbito local, el 8 de marzo abre el mes la subasta de Galería Roca, con bases lideradas por "Navegaciones", óleo y collage sobre tela de Adolfo Nigro en u$s 11.000, seguido por "Entre dos planos ", escultura de Ennio Iommi en u$s 7.500, " De vidrieras", acrílico sobre tela de Antonio Segui en u$s 5.500, "La unión de los opuestos", óleo sobre tela de Perez Celis en u$s 5500, y "Jovencita", mixta de Carlos Alonso en u$s 4300, además de obras de la franja accesible, o de la media con estimados atractivos.

En cuanto al panorama para este año en los mercados centrales, según Art Price, se debe considerar que el mercado de Arte Contemporáneo mostró en el segundo semestre de 2015 señales de un sinceramiento para recuperar la confianza de los inversores. El segmento contemporáneo generó una facturación global en subastas de u $s 1.500 millones en comparación con los 2.100 millones del año anterior. Dicho sinceramiento fue lo que provocó esta reducción.El ajuste parece haberse terminado y ahora se nota que el mercado es visto como más real.

Después de los extraordinarios resultados obtenidos entre julio de 2013 y junio de 2014, algún tipo de reestructuración era casi inevitable. La efervescencia de esos días generó una gran cantidad de ganancias, junto con una intensificación de la demanda de firmas relativamente jóvenes, Lo que dejó la burbuja es la sensación de que operar con sensatez hace que a la larga, el trayecto de los precios de los artistas sea más previsible.

El informe aclara que las operaciones entraron en un segundo semestre consecutivo de retracción. Inmediatamente, las ventas de obras recientes (creadas hasta tres años antes de la venta) fueron las primeras en sentir el efecto de la prudencia de los coleccionistas. Sus estimados promedio se estabiizaron el año pasado en u$s 20.000, después de subir a u$s 28.000 el año anterior, lo que no fue fortuito sino una pensada estrategia de los principales operadores de subastas. En la Argentina, la situación es diferente ya que la depresión de los años 2015 y 2016 se debió a factores externos y no a una burbuja de precios excesivos. Este año, aun con bases por debajo de su nivel, tiene buen pronóstico si el resto ayuda, ya que como todo mercado de inversión, basa su confiabilidad en su estabilidad, y no en trucos de ilusionismo de subas vertiginosas.

Dejá tu comentario