Scioli termina de definir hoy reforma impositiva

Edición Impresa

Inminente envío de proyecto, que apunta a recaudar $ 1.200 millones extra antes de fin de año

Buenos Aires - El Gobierno del justicialista Daniel Scioli terminará de definir hoy el proyecto de reforma impositiva con el que apuesta a recaudar 1.200 millones de pesos adicionales antes de fin de año. Anoche, evaluaban que el envío a la Legislatura podría concretarse entre hoy mismo y el lunes.

Se trata del segundo retoque tributario que el mandatario pretende aprobar y aplicar en lo que va de 2012, tras el sancionado trabajosamente el pasado 31 de mayo, en medio de una discusión con Nación en torno al carácter del revalúo de tierras rurales. Y se suma a los incrementos impositivos plasmados desde enero a través de la correspondiente Ley Impositiva 2012.

La pretensión del oficialismo es que el proyecto sea sancionado entre fines de septiembre y principios de octubre, según lo sostenido desde el bloque del FpV. La estrategia incluye la aplicación de un anticipo a cuenta de 2013 en el pago de Ingresos Brutos para cerca de mil empresas de gran facturación, con el que la cartera de Economía de Silvina Batakis busca cosechar $ 900 millones extra.

El texto también estipula una cuota adicional del Impuesto Inmobiliario Urbano para propiedades con valuaciones superiores a los 350 mil pesos, que alcanzará a cerca del 5% de las propiedades de la provincia y con el cual se busca percibir otros $ 200 millones.

El proyecto, además, determina una cuota adicional del Impuesto Automotor para vehículos de alta gama de más de 140 mil pesos -se trata de cerca de 80 mil vehículos, sobre un total de un millón y medio- y la aplicación de un revalúo de tierras en countries y clubes de campo, que derivará en una suba del Impuesto Inmobiliario.

En paralelo, también apunta a los pooles de siembra, con la definición de una alícuota diferenciada -incrementada- de Ingresos Brutos para las actividades agropecuarias que se despliegan sobre campos arrendados.

En tanto, y con un impacto menor en materia de recursos a recaudar y sí más claro en materia política, el proyecto además contempla una suba en el Impuesto a los Sellos que se aplica en todos los contratos establecidos en moneda extranjera.

La iniciativa tributaria de Scioli se complementa con su intento de cosechar el apoyo de la Casa Rosada en materia de una asistencia financiera adicional para este segundo semestre, además del aval para colocar un bono dolarizado de entre u$s 300 millones y u$s 450 millones, que se concretaría en octubre.

Con ese objetivo, y en medio de un estricto hermetismo, Scioli y Batakis mantuvieron un encuentro el pasado viernes con el ministro de Economía nacional, Hernán Lorenzino.

La alquimia se da de la mano además de la profundización de la lucha contra la evasión por parte de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), que conduce Martín Di Bella.

«Va a estar tratándose entre septiembre y la primera quincena de octubre; la intención es tratarlo antes del presupuesto», aseguró ayer el presidente del bloque FpV/PJ de la Cámara de Diputados, Juan De Jesús.

Según De Jesús, las reformas «tienen que ver con un cambio de lógica, porque hasta ahora la mayor tributación era sobre el consumo y bienes, y no tanto sobre el patrimonio».

Dejá tu comentario