Sesión especial por gas activa crisis oficialista

Edición Impresa

La oposición unificó proyectos para frenar cuota extra por suba del dólar. La convocatoria es para el jueves 18.

Los diputados de la oposición juntaron todos los proyectos relacionados con la resolución de la Secretaría de Energía 20-2018, que estableció que usuarios paguen en 24 cuotas la compensación a las distribuidoras por la suba del dólar del último semestre, y realizó un pedido de sesión especial para el jueves 18 con el fin de dinamitar esa medida y convocar a funcionarios nacionales a dar explicaciones. Todo, en plena discusión sobre el Presupuesto 2019.

A partir de aquí se abren dos caminos para analizar: el de la agenda legislativa y el de la forma de hacer política de Cambiemos. El primero apunta a que todas las iniciativas opositoras deberán conseguir dictamen antes de la sesión ya que el oficialismo podría trabar el tratamiento sobre tablas.

Ese sendero no es el mejor, ya que una postura inflexible de Cambiemos astillaría el Presupuesto 2019, que la semana próxima debería obtener despacho de comisión -junto a la adenda fiscal que ingresaría en las próximas horas y el proyecto para frenar el ajuste por inflación en balances de empresas- para ser votado el 24 de octubre. La solución deberá pasar por otro lado.

La forma de hacer política del oficialismo, con socios que cada vez se comunican menos y traicionan más -esto le gusta al peronismo-, regaló una nueva tropelía. Otra vez aparece la Unión Cívica Radical con exigencias de modificaciones a la resolución de Iguacel -fue criticado ayer en una reunión que tuvo, entre otros, con diputados y senadores del centenario partido- como ocurrió con la de tarifas eléctricas. Esa situación derivó meses atrás en un veto de Mauricio Macri.

Para esta nueva compulsa metió un tarascón el gobernador jujeño, Gerardo Morales, el más peronista de los radicales. Luego, un puñado de legisladores se sumó a la conducción partidaria -que comanda el gobernador mendocino Alfredo Cornejo- y dejaron mal parados no sólo a Iguacel sino también a Macri, que sigue en plena defensa de la resolución.

La Cámara de Diputados fue ayer un hervidero. "Justo cuando estamos negociando un Presupuesto atado con alambres nos salen con esto. No pueden tomar medidas sin avisar en este momento", fue la queja que resonó en varios despachos oficialistas. También estuvo furioso el presidente de la Cámara baja y peronista con témpera Pro, Emilio Monzó.

Será interesante, en caso de que el Ejecutivo no encuentre una solución, la postura de la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Con tarifas, el bloque se borró del recinto. En las últimas horas aparecieron en la bandeja de propuestas que el Estado vuelque la mitad del costo en subsidios a usuarios y que la otra mitad la pongan las empresas -incluida YPF-, con pocas chances de ser tenida en cuenta, y la utilización de un fideicomiso relacionado con el plan gas para Vaca Muerta.

Dejá tu comentario