20 de noviembre 2013 - 00:00

Sobresalió el documental “Mika”

Mika Etchebehere, la capitana argentina del Ejército Republicano durante la Guerra Civil  Española, es el centro del documental “Mika, mi guerra de España”, de Javier Olivera.
Mika Etchebehere, la capitana argentina del Ejército Republicano durante la Guerra Civil Española, es el centro del documental “Mika, mi guerra de España”, de Javier Olivera.
Mar del Plata (Enviado especial) - Películas bravas y numerosos libros hubo ayer en el Festival de Mar del Plata. En competencia, "Rooz e Roshan" (título de difusión internacional, "Bright Day"), de Hossein Shahabi, Irán, donde una maestra y un remisero buscan a los testigos que salven de la condena a muerte al padre de una alumna. Carrera contra reloj, ritmo tenso, críticas a la indiferencia y la cobardía y también a la falsedad de los malos creyentes. Sobre esto último habló después el director, alto, enjuto, serio, y no tuvo pelos en la lengua.

En la misma sección, "La laguna" (Gustavo Bottaro, Luciano Juncos, Córdoba), sobre un tipo crecientemente nervioso ante la obligación de cabalgar varios días con un baqueano insociable en medio de las sierras, por la zona de Ascochinga, y "La jaula de oro" (Diego Quemada Díaz, México), duro relato de tres pobres chicos guatemaltecos atravesando kilómetros de tierra hostil para llegar a EE.UU. y conseguir allí un trabajo decente, película que competirá con "Wakolda" por el Goya.

Y en la justa latinoamericana, "Esclavo de Dios" (Joel Novoa, Venezuela-Argentina-Uruguay), donde se enfrentan en Buenos Aires un joven médico musulmán, miembro de un grupo extremista, y un oficial del Mossad, miembro de la Embajada de Israel, cada cual con sus razones y con un atentado tipo Amia de trasfondo. Esta obra ya levantó polémica en Venezuela, postergó su estreno en Argentina (iba a conocerse comercialmente este jueves), dividió a algunos críticos y cosechó aplausos del público.

El lunes, Fito Pochat y Javier Olivera mostraron "Mika, mi guerra de España", atrapante documental sobre Mika Etchebehere, la capitana argentina del Ejército Republicano. En 1976 Francia y España publicaron sus memorias, con prólogo de Julio Cortázar, que define al libro como "bello, necesario y eficaz". Ayer, en el festival, ambos cineastas presentaron la edición argentina. Con ellos, los editores, Cristina Banegas, que leyó hermosamente algunas páginas, y el sobrino Arnold Etchebehere, que recordó de paso la amistad de Mika con Alfonsina Storni y José Ingenieros. Toda una figura.

Se presentaron también los libros "24 ilusiones por segundo. Historia de la Cinemateca Uruguaya" (Claudio Domínguez, "una épica cultural protagonizada por la ciudadanía al margen de las políticas de Estado"), "Abbas Kiarostami" (Jonathan Rosenbaum y Merhmaz Saed Bafa), y "El ABC de la producción audiovisual" (Ana M. Mónaco). Mañana es el turno de "Más allá del olvido" (Guillermo Russo y Andrés Insaurralde, reportajes a viejas figuras de nuestro cine). Después vienen "El tiempo detenido" (Scott Foundas, entrevista a figuras del cine estadounidense) y "Lita Stantic. El cine es automóvil y poema" (Máximo Eseberri y F.M. Peña sobre la valiosa productora de Bemberg, Mignogna, Trapero, Martel, Caetano, Lucía Cedrón, etc.). Y antes fueron "Cine argentino de colección" (Claudio Minghetti) y "La mirada cinéfila" (Daniela Kozak).

En suma, nueve libros. Pero, curiosamente, el primer tomo de "Historia del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata", sustancioso trabajo de los locales Julio Neveleff, Miguel Monforte y Alejandra Ponce de León, editado con largo esfuerzo, no se presentó en el festival, sino en la Feria del Libro que se desarrolla en otra punta de la ciudad. Son cosas que pasan.

P.S.

Dejá tu comentario