Soja: mal tiempo pone en jaque la cosecha

Edición Impresa

 El principal factor que movilizó la reciente suba en todo el complejo oleaginoso de Chicago fue la particular situación climática que enfrenta nuestro país, con la persistencia de lluvias en las principales regiones productivas centrales. Esta circunstancia movilizó activamente a los fondos de materias primas, que acumulan posiciones récord de aceite, harina y porotos de soja en aquella plaza.

En su último informe, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó su previsión de cosecha de soja en un 6,7% respecto a su informe anterior (de 60 millones de toneladas) y la situó en 56 millones de toneladas. Esta realidad el mercado ya venía anticipando en los últimos 15 días.

En este contexto, se discute ahora en los EE.UU. la posibilidad de que se llegue a expandir el área de cultivo de soja en detrimento del de maíz, ante la mejor perspectiva de precios que hoy registra la oleaginosa.

La revista especializada Oil World consigna en su última edición que, de acuerdo con un estudio preliminar, nuestro país dejará de cosechar alrededor de un millón de hectáreas de soja, principalmente en Santa Fe, pero también en Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires.

Se conoció el lunes el habitual reporte sobre la evolución de las siembras y el estado de los cultivos en los EE.UU. Las tareas de siembra de maíz se encuentran realizadas en un 13%, comparado con 4% de la semana anterior, 7% del año pasado a esta fecha y 8% del promedio de las últimas cinco campañas.

La superficie a dedicar con trigo de primavera se ha cubierto en un 27%, comparado con 13% de la semana anterior, 31% de idéntica semana de 2015 y 19% del promedio histórico.

En relación con el estado del trigo de invierno, el USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) consignó que el 57% de ellos se encuentra en situación "buena a excelente", comparado con un 56% de la semana precedente y 42% del año anterior.

Se aguarda que en el próximo informe semanal, el USDA revele su primera estimación del año relacionado con el avance de siembra de soja.

El USDA también reveló en su último reporte mensual el esquema de oferta y demanda mundial y de los EE.UU. En este último caso, el reporte resultó constructivo para la soja, con una reducción del 3,3% en las existencias finales previstas, que ahora se ubican en los 12,1 millones de toneladas. Contrariamente, los stocks finales de maíz crecen un 1,4% y alcanzan un volumen total de 47,3 millones de toneladas en este balance. Para trigo las existencias crecen un 1% y llegan a los 26,56 millones de toneladas.

Los stocks mundiales de trigo alcanzarán un nivel récord de 239 millones de toneladas, un 0,7% por encima de lo previsto en el reporte de marzo.

Las existencias de soja al final de este ciclo crecen un 0,2% y ahora se sitúan en los 79 millones de toneladas, en tanto que las de maíz aumentan en casi un 1%, con una nueva proyección de 209 millones.

La cosecha brasileña de soja y maíz fue mantenida sin cambios en 100 millones de toneladas y 84 millones, respectivamente.

La cosecha total de trigo de la CEE aumenta 1,5 millón de toneladas, con una nueva estimación de 160 millones.

La producción de soja en China decrece ligeramente en este reporte, a 11,8 millones y las importaciones de este país aumentan en un millón de toneladas, con una nueva estimación de 83 millones de toneladas.

Para nuestro país, el USDA aumentó en 300.000 toneladas su proyección de la campaña 2015/16 de trigo, estimando ahora que alcanzó un volumen de 11,3 millones.

Para maíz, la producción argentina fue aumentada en un millón de toneladas, proyectando ahora 28 millones de toneladas y la de soja, aún bajo un escenario climático desfavorable para las tareas finales de recolección, fue aumentada de 58,5 millones a 59 millones.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario