17 de abril 2015 - 00:00

Stolbizer juega su carta en PBA con guiño a UCR

Jaime Linares, Margarita Stolbizer y Jorge Ceballos
Jaime Linares, Margarita Stolbizer y Jorge Ceballos
Margarita Stolbizer, can-didata presidencial que emergió de apuro frente a la deflexión de Hermes Binner, jugará su carta en su territorio, la provincia de Buenos Aires, y desplegará el modelo de alianzas con el que pretende llegar a las elecciones de octubre.

En la cumbre del GEN, su partido, la dama de Morón lanzará al senador bahiense Jaime Linares como su oferta para la gobernación bonaerense y confirmará el menú electoral con el que competirá, sostenido sobre espacios: el GEN, el Partido Socialista y Libres del Sur.

Luego de subsumir la marca FAP en el implosionado UNEN, el frente retomó un término que los unifica: "Progresistas". Desde allí saldrán a caminar y a tratar de coordinar los distintos espacios que operan en esa sintonía.

El lanzamiento de Linares es, a la vez, para que el GEN confirme su presencia y protagonismo. Hay, en ese juego, ya un lanzado: Jorge "Huevo" Ceballos, de Libres del Sur, fue el primer dirigente bonaerense que anunció, allá por mediados de 2014, su intención de ser candidato a gobernador. Lo hizo cuando todavía existía UNEN y ese espacio mantenía un halo de ser competitivo.

Ahora, Linares se suma a la disputa donde se instaló Ceballos y donde el PS sugirió, sin todavía explicarlo, que tiene interés en intervenir a través del secretario general del PS Nacional, y diputado Alfredo Lazzeretti, o del exlegislador Sebastián Cinquerrui, un dirigente que pasó por el carriorismo y hace dos años se incorporó al socialismo.

Linares ha sido, desde que Stolbizer migró de la UCR hacia un luego frustrado acuerdo con Elisa Carrió, el principal operador del GEN. Pero viene del radicalismo clásico, partido por el que fue un multirrelecto intendente de Bahía Blanca, factor que el socialismo enumera para valorarlo como "buen candidato" por el frente progresista.

Subyace, más allá de la cuestión de cercanías y vinculaciones, un factor adicional: en el entorno de Stolbizer asumen que para dirigentes, militantes y votantes de la UCR es "inaceptable" el acuerdo sellado por el partido, vía Ernesto Sanz, con Mauricio Macri, que avanza, en la provincia de Buenos Aires, hacia una fórmula compartida con la dirigente del PRO María Eugenia Vidal.

Para el GEN hay, allí, un potencial por explorar apuntando al histórico voto UCR que se identifica, dicen, más con Stolbizer y Linares que con Macri y Vidal. Puede aparecer un recurso extra: aunque el GEN todavía no lo puso en su mesa de arena, en la Justicia electoral está en discusión la cuestión de las colectoras invertidas que permitiría a un candidato a gobernador ir colgado de dos o más boletas, tal como pretende Gerardo Morales en Jujuy.

Si ese esquema se autorizara, también, en tramos internos de una provincia para que los intendentes puedan llevar más de dos candidatos a gobernador, puede constituirse en alternativa real para algunos alcaldes o candidatos locales del radicalismo para poder jugar con la boleta oficial del partido, atada a Macri, pero a la vez usar como colectora la que llevará como postulante presidencial a Stolbizer.

Dejá tu comentario