Temor en mercados por la nota del Reino Unido

Edición Impresa

Londres - El ministro británico de Finanzas, George Osborne, aseguró que el Gobierno "redoblará sus esfuerzos para lograr la recuperación económica del país después de que la agencia Moody's le sacara la triple A al bajarle la nota de la deuda soberana de "Aaa" a "aa1".

Por su parte, ayer el ministro británico de Empresas, Vince Cable, opinó que no hay motivos para pensar que la pérdida de la triple A pueda tener un impacto en la economía del país.

En declaraciones a la BBC, el político liberaldemócrata consideró "mayoritariamente simbólica" la medida adoptada el viernes pasado por la calificadora de riesgo. "En cuanto a la economía real, no hay razones por las que la rebaja debería tener ningún impacto. Estas cosas no afectan necesariamente a la economía real sino que reflejan el hecho de que atravesamos un momento muy complicado", razonó Cable.

Para Osborne la decisión tomada por la agencia supone "un recordatorio y el aviso más claro" para cualquiera que piense que el Ejecutivo británico puede escaparse de afrontar esos problemas.

Moody's despojó al Reino Unido de su triple A, por primera vez desde 1978, debido a las perspectivas de crecimiento lento a medio plazo para este país, así como a la creciente deuda que afronta.
El panorama de la calificación es estable, dijo Moody's en un comunicado y agregó que, pese a considerables fortalezas económicas estructurales, se espera que el crecimiento sea bajo por una combinación de débil actividad económica global y el lastre sobre la economía del Reino Unido "por el actual proceso de desapalancamiento del sector público y privado".

Moody's dijo que a pesar de sus considerables fortalezas económicas, el crecimiento del Reino Unido posiblemente será lento debido a una mezcla de una débil actividad económica global, especialmente en la zona euro, y la presión del "actual proceso de desapalancamiento de los sectores nacionales público y privado". "Este período de lento crecimiento representa desafíos al programa de consolidación fiscal del Gobierno, que ahora asumimos se extenderá al próximo Parlamento", dijo la analista de Moody's Sarah Carlson.


Agencias Reuters, EFE y AFP

Dejá tu comentario