Tensión: desactivóIrán vigilancia de suprograma nuclear

Edición Impresa

Viena - Irán está retirando 27 cámaras de vigilancia en instalaciones nucleares, después que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) criticara su falta de cooperación, en una escalada de decisiones que aleja la perspectiva de reactivar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní y eleva de modo preocupante las tensiones con Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

“Lo que nos han informado es que 27 cámaras están siendo removidas en Irán. Así que esto, por supuesto, plantea un serio desafío a nuestra capacidad para seguir trabajando allí”, dijo el director general AIEA, el diplomático argentino Rafael Grossi, en una conferencia de prensa en la sede del organismo en Viena.

Mientras que Israel viene advirtiendo que se reserva todos los recursos, incluido el uso de la fuerza para evitar que la República Islámica se dote de un arma nuclear, Estados Unidos manifestó su preocupación ante lo que considera “provocaciones de Teherán”.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, aseguró que la acción de Irán podría derivar en “una crisis nuclear agravada” y un “aislamiento económico y político mayor de Irán”.

Paso

Irán anunció el miércoles que había desconectado algunas de las cámaras, sin especificar el número, para protestar contra la votación del Consejo de Gobernadores de la AIEA de una resolución que criticó a Teherán por su “falta de cooperación”.

El ministerio iraní de Relaciones Exteriores calificó de “acción política, no constructiva e incorrecta” esa resolución, presentada por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania y aprobada por 30 de los 35 miembros de la AIEA.

Solo Rusia y China votaron en contra, en tanto que India, Libia y Pakistán se abstuvieron.

La resolución se aprobó luego de que la AIEA, con sede en Viena, expresara su preocupación por rastros de uranio enriquecido encontrados en tres plantas nucleares no declaradas de Irán.

“La adopción de la resolución, que está basada en el informe apresurado y desequilibrado del director general de la AIEA y en informaciones falsas y fabricadas por el régimen sionista [N. del R.: Israel], solo debilitará el proceso de cooperación e interacción entre la República Islámica de Irán y la agencia”, subrayó el ministerio iraní, poniendo el acento en el rol del argentino Grossi.

Amenaza

Los países que promovieron esa iniciativa serán “responsables de las consecuencias”, tuiteó el portavoz de la cancillería, Saeed Khatibzadeh.

Además de la desactivación de las cámaras, Irán informó a la AIEA de “la instalación de centrifugadoras avanzadas” en el emplazamiento de Natanz (centro), con lo que aumentó significativamente su capacidad de enriquecimiento de uranio y un paso más en dirección a contar con el material suficiente para construir una bomba atómica, algo que alteraría de modo duradero el equilibrio de poder en Medio Oriente.

Reacción

Si el bloqueo persiste, “en tres o cuatro semanas”, la AIEA no estará en capacidad de suministrar la información necesaria para el seguimiento del programa nuclear iraní, precisó Grossi.

Esto, estimó, asestaría un “golpe fatal” al acuerdo de 2015 que establecía la limitación de las actividades nucleares a cambio de una reducción de las sanciones internacionales contra la República Islámica.

Este acuerdo, firmado por Barack Obama, está moribundo desde que el entonces expresidente Donald Trump retirara unilateralmente a Estados Unidos del pacto en 2018 y restableciera las sanciones contra Teherán.

Hasta ahora, Irán se había cuidado de evitar la confrontación con la AIEA, pero esta vez, el presidente ultraconservador Ebrahim Raisi se mostró du-
ro. “No volveremos atrás”, declaró, según la agencia oficial IRNA.

Dejá tu comentario