Tensos, los K esperan para esta semana los anuncios de Cristina

Edición Impresa

Un retiro de la presidente. Viaje y preparatorias. Los cargos en primera persona. Pistas y emboscadas

A diferencia del método que usó con las malas noticias, Cristina de Kirchner no tercerizará el anuncio de su nuevo gabinete: el detalle sobre cómo quedará diseñado su elenco de ministros será oficializado, se anticipa, en persona por la Presidente.

El formato, confiado por una fuente ultra-K, difiere del que usó antes de asumir en 2007. En aquella ocasión, las novedades las dio el entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Ahora, dicen cerca de la Presidente, será ella quien difunda el staff.

El recurso no es nuevo: lo usó al proclamar a Amado Boudou como su compañero de fórmula, a quien notificó de su elección un rato antes mientras que el resto de los funcionarios, con excepción de Carlos Zannini, se enteraron durante la televisación del anuncio en Olivos.

Con el gabinete, cuentan en Casa Rosada, pasará lo mismo: Cristina de Kirchner convocará a los elegidos y les ofrecerá los cargos. Es probable, incluso, que repita show y escenario: que como ocurrió con el vice, convoque a dirigentes y funcionarios a Olivos.

Con la ansiedad en punto de ebullición, en el planeta K se esperan para esta semana algunas novedades, aunque desde Balcarce 50 especulan que los anuncios sobre los nuevos ministros se demorarán hasta diciembre, posiblemente unos días antes de la jura programada para el 10.

Los que creen que en estos días podrían producirse movimientos revisan el calendario de actividades de la Presidente: el fin de semana próximo, quizá el jueves, viajaría al sur por tratarse de un fin de semana largo, a raíz del traspaso del feriado del Día de la Soberanía.

Senado

En tanto, para el miércoles la semana próxima está programada la sesión preparatoria del Senado donde terminarán de despejarse algunas dudas: la más relevante, qué ocurrirá con la presidencia provisional. Al principio se habló que sería para Aníbal Fernández, pero en las últimas semanas aparecieron otros nombres.

«Lo de Julián Domínguez está encaminado: Cristina de Kirchner pidió que vaya a Diputados, pero de Aníbal no hubo nada de eso», confió el fin de semana un dirigente de contactos fluidos con la Presidente.

En paralelo, trascendió que podría ser una mujer y se habló de dos: Beatriz Rojkes de Alperovich, esposa del gobernador tucumano, o María Laura Leguizamón. Un ultracristinista, sin embargo, dijo que el menú del Congreso está todavía en revisión.

Luego de la preparatoria del Senado, la Presidente tiene pautado viajar a Venezuela: está previsto que parta el 30 por la noche y que permanezca en ese país durante el 1 y el 2 de diciembre, sobre el fin de semana, luego del cual se producirá la otra preparatoria: la de Diputados.

La jura de la Cámara baja está convocada para el martes 6 y ahí se terminará la intriga sobre Domínguez y la versión de que se quedaría en Agricultura mientras que su lugar al frente de Diputados lo pasaría a ocupar el diputado nacional José María Díaz Bancalari.

Parece, a simple vista, una bomba sucia: hace semanas, Domínguez comenzó a preparar la transición de la cartera agraria aunque 40 días atrás, cuando acordó el almuerzo de Cristina de Kirchner con Coninagro, circuló el rumor de que podría continuar en su cargo.

La intriga, de todos modos, sigue activa. Anteayer, el apoderado del PJ y diputado nacional Jorge Landau estiró la incógnita al plantear que los cargos en la Cámara baja son «un resorte exclusivo de la Presidenta». Y agregó: «No es prudente realizar suposiciones con nombres, ya que la Presidenta determinará, llegado el momento, quiénes serán las autoridades».

Pistas

Así y todo, hay algunas pistas: se da por hecho que Miguel Ángel Pichetto y Agustín Rossi seguirán al frente de los bloques del FpV. Se esperan, además, forzados cambios en comisiones como Asuntos Constitucionales en ambas cámaras: de una se va Nicolás Fernández, que se queda sin banca, y de la otra será desplazada Graciela Camaño.

La próxima escala en el calendario es el 10 de diciembre, sábado, día que Cristina de Kirchner asumirá su segundo mandato.

Sobre el montaje final, perdura la incertidumbre: se arriesga, de todos modos, que la cantidad de cambios en el gabinete será acotada. «Si Cristina quiere un jefe de Gabinete fuerte, sólo pueden ser De Vido o Zannini», arriesga, desde la clandestinidad, un ultra-K que se dice portador de algunos secretos.

Dejá tu comentario