Todo un “contratiempo”

Edición Impresa

El mal tiempo le está jugando en contra a Juan Román Riquelme, que no puede entrenar normalmente, por miedo a volver a lesionarse y por eso está en duda su presencia el domingo ante Belgrano, donde, a lo sumo, podrá ir al banco de suplentes.

Riquelme se desgarró el 24 de noviembre del año pasado y sólo volvió el 4 de diciembre, en la última fecha, donde jugó 10 minutos.

En el verano sólo jugó un amistoso con la Reserva ante Defensores de Belgrano y su "puesta a punto" se demora más de lo previsto. Sobre todo porque la permanente lluvia hacen que no lo arriesguen y lo hagan entrenar bajo techo.

"Esperamos que Román vuelva pronto. Se extraña su juego, su claridad, su pausa. Es muy importante para el equipo. Lo estamos esperando y deseo que esta semana pueda estar", dijo Pablo Ledesma en rueda de prensa después del entrenamiento.

Bianchi dijo que "volverá cuando se sienta en condiciones de jugar".

Dejá tu comentario