Trump admitió que su hijo se reunió con rusos para dañar a Hillary

Edición Impresa

Sostuvo que el encuentro, que tuvo lugar en su torre de Nueva York, y del que supuestamente no estaba al tanto, es “totalmente legal”. Se trata de la mayor concesión en el marco del “Rusia-gate”. El fiscal lo llamaría a declarar.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió ayer que su hijo se reunió con una abogada rusa en su torre homónima en 2016 "para obtener información sobre un oponente", pero defendió el hecho como "totalmente legal".

Fue el reconocimiento más directo de Trump acerca de que el motivo de la reunión de junio de 2016 fue encontrar información comprometedora sobre Hillary Clinton, su rival demócrata para la presidencia.

Como lo hizo en el pasado, el magnate insistió en un tuit con que no sabía en ese momento sobre la reunión entre su hijo Donald Jr. y Natalia Veselnitskaya, una abogada vinculada al Kremlin. "Fue una reunión para obtener información sobre un oponente, totalmente legal y que se hace todo el tiempo en política, y no sirvió. ¡Yo no sabía sobre esto!", escribió.

La reunión fue sometida a un intenso escrutinio por parte del fiscal especial Robert Mueller, quien está investigando si los miembros de la campaña de Trump coludieron con Rusia para influir en las elecciones de 2016 a favor del republicano.

El diario The Washington Post informó ayer que Trump ha estado reflexionando sobre si su hijo involuntariamente se puso en riesgo legal al reunirse con Veselnitskaya.

Donald Jr. dijo inicialmente en un comunicado al matutino The New York Times en julio de 2017, que la reunión era "principalmente" sobre las adopciones por parte de estadounidenses a niños rusos. El Post informó que la declaración fue dictada por el presidente.

El hijo del mandatario luego admitió que aceptó la reunión con Veselnitskaya, con la esperanza de obtener información que dañara a Clinton, pero aseguró que no obtuvo nada de eso.

Los abogados de Trump argumentan que la reunión, en sí misma, no violó ninguna ley.

En ese marco, si el presidente es citado a declarar por el fiscal, sus abogados intentarán impedirlo ante los tribunales, reveló uno de ellos. Cualquier batalla legal sobre si el presidente puede ser obligado a testificar podría llegar incluso a la Corte Suprema, dijo el abogado, Jay Sekulow, en el programa de televisión This Week de la cadena ABC.

Putin ha negado las acusaciones de las agencias estadounidenses de inteligencia, de interferencia por parte de su Gobierno, mientras que Trump niega la colusión, describiendo la investigación de Mueller como una cacería de brujas con motivaciones políticas que debería anularse.

Mueller tendría la opción de emitir una citación a declarar obligando al presidente a testificar si Trump elige no ser entrevistado. Sekulow dijo que el presidente tenía autoridad, bajo el Artículo II de la Constitución, para detener cualquier investigación realizada por el Departamento de Justicia. El artículo enumera los poderes del brazo ejecutivo del gobierno federal.

Agencias AFP y Reuters

Dejá tu comentario