UCR: la puja ya es sólo por una silla junto a Macri

Edición Impresa

• ERNESTO SANZ SE REÚNE HOY CON INTENDENTES PARA CALMAR PELEA BONAERENSE

Tras la calma que lograron Ernesto Sanz y los radicales rebeldes, salvando así el acuerdo con el macrismo y al mismo tiempo las alianzas cerradas en cada provincia con Sergio Massa, comenzó ayer a decantarse el segundo tramo del armisticio firmado en el Comité Nacional.

El chaqueño Ángel Rozas comenzó ya a negociar el segundo punto de ese acuerdo: la participación de radicales de otros sectores (en rigor quienes pedían más libertad para sus acuerdos provinciales y respetar los existentes, más Ricardo Alfonsín y Julio Cobos que se bajó de la presidencial), en la mesa que negocia con el macrismo el acuerdo grande para la PASO nacional. Por esa mesa pasarán las presiones por el armado de listas locales, pero para cargos nacionales. Los radicales confirmaron el martes pasado que habrá listas, campaña y actos de cierre partidarios puros en todos los distritos. Era el mensaje que la interna esperaba tras el acuerdo con el PRO.

Rozas, encomendado por Gerardo Morales, Luis Naidenoff, Ricardo Alfonsín, Julio Cobos y José Cano, deberá lograr que los actuales negociadores del Comité Nacional con el macrismo les hagan un lugar en la mesa.

Facundo Suárez Lastra, Federico Storani y Walter Ceballos estuvieron a cargo de la letra fina de las negociaciones con el macrismo que comenzaron hace un año. Rozas, Morales, Naidenoff y Cobos quieren un lugar en esa mesa donde enfrente se sienta Emilio Monzó, entre otros. Allí se armará desde ahora la PASO en común con el PRO y la Coalición Cívica y, sobre todo, se redactará el reglamento para esa elección.

Tras la PASO será la mesa la que distribuirá, negociará y asignará lugares y cargos. Ninguno quiere estar afuera, aunque hasta ahora haya cerrado acuerdos con el massismo. El problema son los lugares y ahí están las complicaciones de la negociación.

Ayer, Rozas festejó la tranquilidad lograda en la interna: "Pedimos concretamente que se respeten las coaliciones preexistentes a Gualeguaychú y Sanz lo entendió ayer. Para nosotros es muy importante la tranquilidad que nos da el Comité Nacional". El chaqueño, en contrapartida iluminó dos puntos complicados en la interna: confirmó que si Sanz pierde la PASO el radicalismo en pleno apoyará la candidatura de Macri (o eventualmente Elisa Carrió, la otra participante) y definió que tampoco la UCR busca un cogobierno con el macrismo.

Sanz se reunirá hoy en General Alvear con los 16 intendentes bonaerenses que tiene el radicalismo para contener reclamos y tantear el armado de la elección con el PRO.

Dejá tu comentario