Un empate en el barro sin relevancia

Edición Impresa

No fue una gran actuación, pero al Checho Batista le servirá seguramente para sacar algunas conclusiones sobre jugadores que tiene como alternativas para la Copa América.

La lluvia hizo el piso resbaladizo y por momentos el partido fue fuerte y mal intencionado, cuando había empezado a ritmo de «amistoso».

Juntar jugadores en tres días y hacerlos funcionar como un equipo es imposible, por eso lo que se vio fueron algunas individualidades como Enzo Pérez, que fue desequilibrante; Cristian Chávez, que se reveló como volante central cuando salió lesionado Yacob, o Jonathan Maidana mostrando mucha seguridad.

El empate en dos goles no es más que una anécdota, pero para Claudio Yacob y Gabriel Hauche será inolvidable, porque marcaron sus primeros goles en la Selección. También para Juan Pablo Carrizo fue un partido especial, porque volvió después de dos años y mostró sus grandes reflejos en un par de oportunidades.

Ecuador vino con un equipo humilde, sin estrellas, que se movió al ritmo del veterano Segundo Castillo, que fue la figura y que tuvo en su joven lateral Nazareno a un pistón permanente que pasaba al ataque. Para ellos el empate fue casi heroico y es posible que Reinaldo Rueda saque conclusiones más positivas que Batista y también que rescate más jugadores para la Copa América.

Dejá tu comentario