Una mecenas que rompe el silencio

Edición Impresa

El ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, designó a Nelly Arrieta de Blaquier Embajadora Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Arrieta, que preside la Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes, recibió el título honorífico acompañada por su director, Guillermo Alonso y por Teresa Bulgheroni, de la Fundación Teatro Colón, donde también participa. Lombardi presidió el acto y explicó: «Es la primera embajadora cultural de nuestra gestión porque, entre muchas virtudes, apuesta a la cultura como herramienta de cambio».

Luego, el documental «Nelly Arrieta de Blaquier: retrato de una mecenas», dejó en claro que si bien los mecenas están en vías de desaparición, Arrieta, que hasta hoy mantuvo el más absoluto silencio sobre su aporte a la sociedad, merece este título. Su contribución llega en forma de becas a artistas y escritores participantes en congresos o bienales internacionales. En la Universidad de San Andrés paga la matrícula y el sustento de alumnos destacados de todo el país sin recursos suficientes. Estas contribuciones se suman a las del campo de la medicina.

Lo cierto es que Arrieta recibió muchas distinciones a lo largo de su vida, pero es la primera que se la otorga un organismo público del país.

A.M.Q.

Dejá tu comentario