Una Traviata no apta para menores

Edición Impresa

Tras más de medio año de conflictos, el Teatro Argentino de La Plata se encamina a estrenar la primera producción lírica en lo que va del 2013: "La Traviata" de Giuseppe Verdi, con dirección musical de Pedro Pablo Prudencio y una heterodoxa propuesta escénica de Gustavo Tambascio.

Las funciones tendrán lugar esta noche, mañana, el viernes 23 y el sábado 24 de agosto a las 20.30 y los domingos 18 y 25 a las 17. Paula Almerares, Orlando Niz y Fabián Veloz serán los protagonistas del primer reparto (16, 18, 23 y 25), secundados por Victoria Gaeta, Patricio Oliveira y Sebastián Sorarrain, entre otros.

El segundo elenco (17 y 24) tendrá como figuras principales a Florencia Fabris, Santiago Ballerini y Ernesto Bauer. Participarán la Orquesta y el Coro Estable (preparado por Esteban Rajmilchuk).

Tambascio (argentino radicado en Madrid y recordado por su polémico "Giulio Cesare" en la misma sala) adelantó los aspectos principales de su propuesta. En primer lugar una introducción ajena al mundo de Verdi: "El rock de la agonía", versión "modulada a la clave de rock desgarrado", en palabras del director de escena, del aria de Violetta "Ah, fors'è lui", y cantada por Sara Van. Tambascio promete "narrar a partir de allí la ópera de un modo casi clásico aunque con leves alteraciones de sentido que no escinden el discurso fenomenológico y mucho menos la peripecia dramática y emocional querida por sus autores".

Violetta es aquí una diva asediada por la prensa, el público y los fans, y Alfredo un estudiante del mayo del 68, vigoroso y desfachatado.

"Las alternativas del romance, la ruptura, su reaparición pública del brazo del barón, son minuciosamente seguidas por los medios, cuyas portadas ocupan una pantalla de led, casi hasta el momento del fin. La Valéry, que encontró fugazmente el amor, no escapa ni en la muerte a la voracidad del escrutinio público", señaló Tambascio, quien prometió también un "strip-tease" en la escena que transcurre en casa de Flora Bervoix.

Las informaciones de prensa se encargan de agregar que "la obra", o mejor dicho esta versión, "contiene escenas que pueden herir y/o afectar la sensibilidad de los espectadores", y que el ingreso de menores de 16 está supeditado al consentimiento de un adulto responsable.

Dejá tu comentario