Útil como torniquete

Edición Impresa

Sin las fuerzas necesarias para concretar un "rebote" formal, la última rueda de la semana prestó la utilidad de actuar como un torniquete: deteniendo el duro fluir bajista de la fecha previa y que costó un 4,4% de descenso.

El escenario se mostró más propicio, mejorado, en los índices globales: y la mayoría pudo hacer cristalizar un repunte de cierta magnitud, sobre pérdida anterior. A partir del Dow Jones con suba del 0,83%, los de Europa se movieron en función de datos de Alemania y para dejar velozmente diluido el que surgió como gran preocupación del jueves: el mensaje de la Reserva Federal, sobre revisar política en marzo (tan sencillo se dan vueltas las páginas, cubriendo lo profundo con lo superficial, en esta confusa época bursátil).

Por su parte, el percudido indicador de Brasil también pudo anotar un rebote, del orden cercano al 0,8%. El Merval contaba con esas mejores señales de afuera, provenía de una dura golpiza: y realizó el intento de ir hacia arriba, hasta tocar máximo de 3.202 puntos, mientras asumió un mínimo en 3.110 y debió culminar en nada más que 3.140, más cercano al piso del índice. Rescató un sobrio 0,51% de mejoría, faltando suministros de demanda para sostener el pico de la rueda. Solamente $ 51 millones giraron en el día, con total de 35 alzas, por otras 31 en descenso. Haber podido aplicar un torniquete sobre la herida resaltó como el mejor logro del remate.

La semana: el Dow Jones quedó con un 0,96% en positivo, el Bovespa derrapó en un 2,3% y el Merval como el más perjudicado, perdiendo un 4,7%: en un costoso tránsito de febrero. Hoy abre nuevamente con suspenso. La Bolsa tambaleó.

Dejá tu comentario