4 de octubre 2012 - 00:00

Yauhar se reunió con la Cámara de Biotecnología

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, junto al presidente de Bioceres, Gustavo Grobocopatel.
El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, junto al presidente de Bioceres, Gustavo Grobocopatel.
El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, se reunió ayer con autoridades de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), para analizar el desarrollo del sector y de la agroindustria.

Durante el encuentro se abordó la evolución de un rubro que en la actualidad registra una significativa progresión, con exportaciones en torno al 50% de lo que produce. El Estado, a través del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, contribuyó de manera capital al exponencial desarrollo de esta actividad, según informó un comunicado de la cartera agrícola.

La seguridad alimentaria fue uno de los ejes del encuentro, especialmente la responsabilidad que significa para la Argentina continuar consolidándose como uno de los países líderes en la provisión a nivel mundial de más alimentos, de mejor calidad.

Yauhar destacó la importancia de trabajar con la CAB y dijo que «el Estado continuará aunando esfuerzos con el sector privado, tanto para el desarrollo científico y tecnológico como para la apertura de nuevos mercados». En ese sentido, el funcionario manifestó que «de la diversidad y del intercambio surge la construcción del futuro», y aseguró que «es fundamental la utilización de los recursos naturales en forma sustentable».

Por su parte, Gustavo Grobocopatel, presidente de la empresa Bioceres y secretario de la Cámara, consideró que «es clave la sinergia entre el sector público y privado, porque la biotecnología requiere de inversiones a largo plazo, que las empresas no pueden afrontar por sí solas, y por otro lado, el Estado es fundamental para que el conocimiento y el desarrollo alcancen a toda la sociedad».

En tanto, el presidente de la CAB, Alberto Álvarez Saavedra, afirmó que para continuar en ese camino de liderazgo «la inversión en investigación, tecnología y recursos humanos altamente capacitados son imprescindibles. Además, el trabajo conjunto con la Conabia nos va a permitir contribuir a una biotecnología sustentable, que asegure la calidad de los productos que se desarrollen y comercialicen tanto a nivel nacional como internacional».

Dejá tu comentario