Actores contra estudios: una guerra que recién empieza

Espectáculos

¿Hasta dónde se extenderá la ola de juicios de las estrellas contra los grandes estudios? El pasado jueves, como publicó este diario, Scarlett Johansson anunció que demandaría a Disney por no haber respetado el contrato de “Viuda Negra” y haber estrenado simultáneamente en cines y en streaming. Eso, denunció la actriz, atentó contra sus ganancias en boleterías. Un día después se sumó Gerard Butler, por su participación en el film “Ataque a la Casa Blanca” (“Olympus Has Fallen”), aunque en circunstancias diferentes. Butler demandó a Nu Image/Millenium Films por no haberle pagado lo que le correspondía. El actor dice que le deben al menos 10 millones de dólares en compensaciones atrasadas, luego de subestimar intencionalmente los ingresos nacionales y extranjeros y no informarle que 8 millones de dólares habían ido a parar a los ejecutivos. La película de 2013 fue exitosa, y dio lugar a dos secuelas.

Durante el fin de semana, una de las mayores agencias de Hollywood arremetió contra Disney. Bryan Lourd, copresidente de la Agencia de Artes Creativas (CAA), acusó a Disney de atacar el carácter de Scarlett Johansson y de revelar su cachet de 20 millones de dólares por la película “en un intento por convertir su éxito en un arma como artista y empresaria”. Lourd, que representa a Johansson, hizo público su comunicado un día después de que la estrella de “Black Widow” presentara una demanda en la que acusaba a Disney de incumplir su contrato con ella al estrenar la película del 9 de julio en su plataforma de streaming al mismo tiempo que se proyectaba en los cines. La demanda provocó una gran conmoción en Hollywood, ya que las compañías de medios de comunicación se esfuerzan por impulsar sus servicios de streaming.

Johansson, de 36 años, una de las actrices más populares de Hollywood y una de las que más gana, ha hecho nueve películas de Marvel con Disney. Disney dijo que la demanda “no tiene fundamento”. También reveló que Johansson había recibido 20 millones de dólares por la película y que la demanda mostraba un “desprecio insensible” por los efectos de la pandemia. Los detalles de los contratos y cualquier disputa suelen resolverse a puerta cerrada. “El ataque directo de Disney y todo lo que implica es indigno de la compañía con la que muchos de nosotros hemos trabajado con éxito durante décadas”, añadió Lourd. “Black Widow”, la historia de la asesina rusa convertida en Vengadora, recaudó 80 millones de dólares en los cines de Estados Unidos y Canadá durante su fin de semana de estreno. La película también generó 60 millones de dólares a través de las compras de Disney+, dijo Disney.

Dejá tu comentario