Avatares de la TV

Espectáculos

  
  • En lo que va de marzo «Telefé» lleva ganado el rating promedio, lo que demuestra que con sólo levantar la franja de las 21 y las 22 (misión nada fácil por cierto) esta emisora logra vencer a «Canal 13». Durante el resto de los horarios «Telefé» se impone (lo más flojo es la mañana con el mal «AM») y hasta el miércoles, esa emisora sumaba un promedio de 12.1 contra 11.8 de «Canal 13». Los programas que subieron el rating de «Telefé» en prime time fueron «El muro infernal» con Marley (mejora a diario y anteayer se ubicó segundo del día detrás de «Por amor a vos») y también funciona la novela de Facundo Arana «Vidas robadas», con promedio que podría ser mejor (17), pero al menos es mayor a lo que lograba « Telefé» a esa hora. Los números pueden cambiar hoy, con el partido de ayer de Boca por la Libertadores, cuyos derechos exclusivos ostenta el canal del monopolio «Clarín». Atento a esta situación de caída, «Canal 13» programó para hoy una ficha casi segura, «Policías en acción», y pasó a las 23 a «El conquistador del fin del mundo», con Fabián Mazzei. Al menos se alegra Mazzei de haber conquistado a Araceli González, porque lo que es «el mundo» y el rating, siguen inexplorados por su programa.

  • Sigue sin convencer el mago de «Canal 13» en «Atracción mental» con trucos que se editan y privan al televidente de seguir la secuencia completa. El último programa tuvo un truco con cartas en el que Rodrigo Noya debía elegir un naipe de la baraja. Obviamente ese 9 de pic que escogía, era la carta gigante que el mago descubría al final. La cara de asombro de Noya no convenció del todo, hubo más de risa que de sorpresa. Tramposo el truco que Juan Ordeix hizo para el televidente, donde ubicaba nueve frutas en forma de Ta-te-ti y solicitaba al público que tocara la pantalla, escogiendo una. Lo que siguió fueron ordenes precisas que indicaban moverse en dirección vertical u horizontal por el tablero, nunca en diagonal, tres veces, dos veces, una vez, y así. El estudiado truco tiene una trampa como aquella que conocen los que siempre ganan al «Ta-te-tí». Al moverse entre los casilleros, determinada cantidad de veces y sin diagonales, siempre se llegará al mismo lugar que, en el caso del truco de Ordeix, era la uva. Así es fácil decirse mentalista.   

  • Brilló Carola Reyna en «Mujeres asesinas» y demostró una vez más que no sólo es excelente comediante (inolvidable en «La niñera» o en teatro con «Tres versiones sobre la vida» o «La prueba») sino que también cautiva en el drama. Interpretaba a Nina, una mujer depresiva, adicta a las pastillas y engañada por su marido (impecable Juan Leyrado) con una chica menor de edad (Sofía Gala, la más floja, siempre actúa igual) hija de una amiga de Reyna. Sus ojos desorbitados y miradas atemorizantes cuando amenazaba con matar a la chica con una tijera pero finalmente opta por incendiar a su marido, dieron sobrada muestra de que a veces no hacen falta parlamentos excesivos sino tan sólo buenos actores que hablen con los gestos de sus rostros.

  • Deslucido el especial de «Telefé» sobre Alberto Olmedo con imágenes vistas hasta el hartazgo y la conducción de Marley. Evidentemente, al conductor le dijeron qué tenía que leer y no se preocuparon por marcarle el menor matiz o gracia. Con el público acostumbrado a sus risotadas, daba la sensación que se contenía para aparentar seriedad o solemnidad. Sólo mostraron imágenes de sketchs y películas y no hubo grandes testimonios sino más bien lugares comunes. Pareció realizado a las apuradas y con énfasis en el golpe bajo de su muerte, razón por la que apareció hablando en exceso Nancy Herrera. A la inversa que el documental de «History», con largas entrevistas en profundidad de las que extrayeron emotivos recuerdos de su primera esposa Judith Jaroslavsky, «Pancho» Guerrero, Juanito Belmonte, Moria Casán, Ricardo Darín, Carlos Mentasti, Héctor Olivera, Beatriz Salomón, Silvia Pérez, Chiquito Reyes, Rogelio Roldán y sus hijos Javier, Marcelo, Fernando, Mariano y Sabrina Olmedo.   

  • Forzado el informe en «RSM» sobre la inspiración de cómicos en, también, Alberto Olmedo (homenajes multiplicados por los 20 años de su muerte). Mostraban a Fabián Gianola haciendo el personaje gay de «Los Benvenutto» y luego recordaban a Olmedo en el papel de homosexual en un film con Alberto Porcel. Mostraban a Miguel del Sel haciendo de «La Tota» y lo contrastaban luego con la mujer que encarnaba Olmedo en uno de sus sketchs. El más parecido era el Sambucetti de Guillermo Francella con Florencia Peña, con el Rogelio Roldán de Olmedo junto a Silvia Romero. Aunque fuera el más parecido o inspirado en «Olmedo», sin lugar a dudas Francella resultaba el más divertido y acertado de todas las « copias».

  • En «Canal 13» levantaron un divertido -no muy creativo- clip de la campaña electoral norteamericana donde Jack Nicholson protagoniza el video a favor de Hillary Clinton, que armaron con escenas de películas del actor y combinaron con mensajes de la candidata. Comienza con «El Guasón» en «Batman»: «Y ahora amigos, es tiempo para la persona en la que ustedes confían» y sigue una placa negra: «¿No necesitamos una persona para estar mejor?». Luego pasan a «Barrio Chino» donde Nicholson le dice al mozo del bar: «Las cosas pordían estar mejor» y continúa con la frase en letras blancas «¿Quien tiene un plan para casi 47 millones de norteamericanos sin sistema de salud?». De «Código de honor» tomaron: «Como oficiales tenemos una responsabilidad, cuidar que los hombres y mujeres encargados de la seguridad sean profesionales» y la placa reza: «¿Quién tiene un plan para regresar nuestras tropas y recuperar la credibilidad del mundo?» y cierra «El resplandor»: «Ok, lo haré tan fácil como pueda» y concluye «Necesitamos a Hillary Clinton como presidenta». Claro que Nicholson finaliza diciendo que apoya ese mensaje.   

  • Siguen los canales con su moda de desorientar al televidente y estrenar programas a media semana. El caso de la semana próxima es «Duro de domar», que arranca su nueva temporada el miércoles 12 y no como estaba previsto, el lunes 10.
  • Dejá tu comentario