12 de noviembre 2008 - 00:00

"Gritos en la oscuridad"

«Gritos en laoscuridad»,comocorrespondea la época,recrea un filmde terror delos 70 conmucha mássangre.
«Gritos en la oscuridad», como corresponde a la época, recrea un film de terror de los 70 con mucha más sangre.
«Gritos en la oscuridad» («Black Christmas», EE.UU., 2006, habl. en inglés). Dir:: G. Morgan. Int.: K. Cassidy, M. Trachtenberg, K. Cloke, C. Lowe.

Como viene pasando con muchos remakes de clasicos menores del cine «gore», esta nueva version de film de psicópata navideño «Black Christmas», tambien conocido como «Silent Night, Deadly Night» (y llamada en la Argentina «La residencia macabra») es bastante mas divertida que el original. Eso a pesar de que el film de 1974, dirigido por Bob Clark (luego conviertido en exitoso cineasta indie con la comedia picaresca «Porky's») se adelantaba en su momento a masacres más familiares como las de Jason en los «Martes 13», e incluia en su elenco nombres importantes como Olivia Hussey, Margot Kidder, John Saxon y el astronauta de «2001, odisea del espacio», Keir Dullea. Como en las nuevas versiones de «La masacre de Texas» y «Las colinas tienen ojos», los productores de esta nueva «Black Christmas» se ocuparon de darle buen ritmo y generosas dosis de «gore» a la misma hitoria, que en este caso podria haber resultado especialmente poco novedosa por las veces que fue copiada. Así es que el director Glenn Morgan (de la serie «Los Archivos X» y la saga de «Destino Final») se esforzó por enriquecer el asunto al narrar, en forma paralela, los terrores contemporáneos ocurridos en una fraternidad de chicas universitarias y los crímenes ocurridos años atrás en el mismo edificio.

El argumento tiene como protagonista a un psicópata que siempre intenta escapar del manicomio durante las fiestas, ya que su lema es que «todos deberian estar en casa en Navidad». La fraternidad uiversitaria que se aloja en el hogar de Billy tiene una vieja tradición de bromear con la vuelta a casa del serial killer, lo que ayuda a que los momentos de terror estén salpicados de un eficaz tono de ironia y humor negro.

«Gritos en la oscuridad» no es una gran película, pero como tampoco pretende serlo y nunca deja de resultar entretenida, incluyendo detalles realmente salvajes, puede recomendarse a los fans del género que sabrán apreciar sus detalles más horripilantes con una sonrisa.

D.C.

Dejá tu comentario

Te puede interesar