Pandemia: el triste lamentar de dos pastores

Espectáculos

Entre los rodajes postergados por la pandemia hay uno muy singular. Cuando al fin pueda rodarse, ante la cámara se encontrarán dos hombres de oficios antiguos que conviven con la modernidad a ambos lados del Atlántico: Eliseo Parada, “criancero” de cabras en la Cordillera, autor de lindas coplas cuyanas, y Suso Garzón, pastor de ovejas en los Picos de Europa, recitador de poemas castellanos. Primero iba a venir el español a trabajar con su colega, y después éste le devolvería la visita. Cuando aquel ya estaba con un pie en el avión, se suspendieron los vuelos. Todo quedó demorado hasta marzo del 2021, si el virus lo permite.

Eliseo pasa la invernada en Bardas Blancas, Mendoza, con su familia, 500 cabras, seis perros arrieros, caballos y mulas, y la veranada a 3.000 metros de altura, donde está el pastito de engorde, más allá de Las Leñas, hasta que llegan las primeras nieves y hay que bajar. Tato Moreno, amigo de larga data, registró esa vida, difícil pero hermosa, en un formidable documental, “Arreo”. Lo hizo a pulmón, con un equipo más que reducido, sin pedir subsidio, y tomándose sus tiempos, como hacía el maestro Jorge Prelorán. “Arreo” ganó premios del público en varios festivales de cine de montaña (y algunos de llanura), y se estrenó como al descuido en el Gaumont pero fue un éxito en el circuito de cine móviles del Incaa, y se reestrenó ahora por la televisión mendocina con record de audiencia. Se presentó por Construir TV, y sigue semana en Octubre TV. Contentos con la experiencia, Parada y Moreno decidieron hacer otro documental. Barajaron temas: cantores del interior cuyano, la invernada, el entusiasta regreso de los machos cabríos al corral de verano, y también las leyes y las influencias que amenazan terminar con este tradicional modo de vida.

Ahí es donde entra Suso Garzón, 72 años, extremeño activo, conocido por su labor al frente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza, que alienta el libre tránsito de los rebaños por tierras ibéricas, el desarrollo rural sostenible y la vida pastoril como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, según lo define la Unesco. La película que protagonizarán ambos hombres de campo ya tiene título, “Trashumantes. Suso & Eliseo”, y será mayormente financiada con el crowfunding, es decir, con el aporte adelantado de quienes tienen interés en verla (otra forma de hacer bien las cosas).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario