¿Dólar blue sin techo?: por qué no para de subir y hasta dónde puede llegar

Finanzas

El billete paralelo alcanzó este martes un precio inédito, en un clima de creciente desconfianza por las negociaciones de Argentina con el FMI por la deuda, y bajo un contexto de menor demanda de dinero, junto con el consecuente mayor apetito por la divisa, potenciado además por la reciente e importante emisión de pesos, según analistas del mercado.

El dólar blue alcanzó este martes un nuevo récord nominal, de $211, en un clima de creciente desconfianza por las negociaciones de Argentina con el FMI por la deuda, y bajo un contexto de menor demanda de dinero, junto con el consecuente mayor apetito por la divisa, potenciado además por la reciente e importante emisión de pesos.

Es decir, factores coyunturales y estacionales se conjugan a la hora de explicar esta nueva escalada de la cotización informal del dólar, que acumula en el año un alza de $3, aunque escala $5 desde su mínimo mensual ($206, el 3 de enero).

La jornada bursátil local tampoco ayudó y complejizó el panorama: cayeron -una vez más- los castigadízimos bonos argentinos (rinden hasta casi 29%, claramente en niveles de default) y el riesgo país sobrepasó la línea de los 1.900 puntos básicos.

El billete paralelo trepó $2 este martes y quebró así su anterior máximo histórico de $210 que había marcado en forma intradiaria a fines de 2021, con lo cual la brecha cambiaria superó el 102% hasta tocar su mayor nivel del año.

Ocurrió en el día en que el canciller Santiago Cafiero se reunió con el secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en el marco de las negociaciones con el organismo internacional de crédito.

Lo cierto es que la falta de avances políticos entre el Gobierno con la oposición acentúa la incertidumbre respecto al respaldo y la viabilidad de cerrar un acuerdo con el organismo antes del 22-M. Ante lo cual, muchos analistas comienzan a evaluar diferentes escenarios.

Por ende, algunos operadores creen que la suba del dólar informal podría continuar en los próximos días, incluso merodeando el nivel de los $220, teniendo en cuenta la evolución de la base monetaria, junto con el stock de los pasivos remunerados del BCRA (la suma de Pases Pasivos, más las Leliq), y mientras sigan sin aparecer señales alentadoras con relación a las negociaciones del Gobierno con el FMI.

En las últimas horas, el ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a referirse a las negociaciones con el FMI, y alertó que si ese organismo "empuja a la Argentina a una situación desestabilizante, va también a tener una legitimidad menor en el futuro".

A continuación, la visión de algunos analistas sobre la dinámica actual del dólar blue, y ciertas proyecciones de cara a las próximas semanas:

Andrés Borenstein, economista jefe de Econviews

Hay exceso de pesos y déficit de confianza. La suba de tasas del BCRA mejoró los plazos fijos (paga hasta un 39% anual), pero no las cuentas remuneradas.

Una distención del precio del dólar blue va a depender mucho de si finalmente se avanza con el acuerdo con el FMI, y de si el BCRA deprecia un poco más rápido el dólar oficial, con lo cual habrá margen para descomprimir algo el "cepo del cepo" (a los dólares financieros).

Christian Buteler, analista financiero

Me parece lógica esta suba del dólar blue, dada la cantidad de pesos que se ha emitido durante diciembre.

En cuanto empieza a caer un poco la demanda de dinero, el blue empieza a subir.

El avance del paralelo se puede frenar si baja el dólar MEP. Caso contrario, me parece que vamos a tener un un verano con una suba del dólar blue un poco por arriba de lo que hemos tenido en los últimos veranos.

Embed

Juan Pablo Albornoz, economista de Ecolatina

Muy probablemente en el repunte del dólar blue estén jugando dos factores, uno estacional y otro puntual de la coyuntura actual.

En primer lugar, el fuerte aumento estacional de la demanda de dinero de diciembre comienza a normalizarse hacia la segunda quincena de enero, y continúa así el primer trimestre del año. Una porción de esta menor demanda de pesos seguramente esté canalizándose en el mercado paralelo.

En segundo lugar, la coyuntura política no ayuda: que se siga corriendo el arco con respecto al acuerdo con el FMI no permite anclar expectativas y disipar las dudas de un evento cambiario desordenado (creo que aún hay herramientas para evitarlo, pero es difícil descartarlo). Esta incertidumbre político-económica se refleja en la caja de resonancia argentina que es el dólar.

Federico Glustein, economista

Hay un escenario de incertidumbre por el sendero económico y los rumores ante la posibilidad de un default con el Fondo. Tiene una línea directa con la baja de los bonos, que tienen una caída casi constante, y el riesgo país que cruzo la barrera de los 1.900 puntos.

Claramente hay una cobertura hacia el dólar de los agentes que empiezan a demandar divisas libres y los datos de inflación que muestran a las claras que no hay una desaceleración. Todo ese conjunto de variables y la desconfianza en el plan económico, que todavía no se conoce y genera desconfianza, hace empujar al blue

Hacia adelante, veo el precio del blue más arriba, sobre todo en estos próximos días, aunque cerca de un techo provisorio que alcanza cuando toma un poco de impulso. Difícil llegue a una cifra de $220 esta semana, poniendo una barrera psicológica.

Dejá tu comentario