¿Giro del mercado? Inversores cambian y golpean al súper dólar

Finanzas

El dólar bajaba el viernes y se dirigía a su primera caída semanal este mes.

El dólar bajaba el viernes y se dirigía a su primera caída semanal este mes, ya que los operadores redujeron sus apuestas sobre dónde podrían alcanzar su nivel máximo las tasas de interés y adelantaron sus perspectivas sobre el momento en que los costos del crédito empezarían a bajar para contrarrestar una eventual recesión.

Un factor importante esta semana ha sido la caída de los precios del petróleo y de las materias primas, que ha aliviado los temores de inflación y ha permitido que los mercados de valores se recuperen. Esto ha erosionado la demanda de activos de refugio que ha estado impulsando al dólar frente a las principales monedas.

El índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, retrocedía un 0,1%, a 104,29 unidades.

El dólar, que ha ganado un 9% este año, ha perdido parte de su brillo desde que los inversores comenzaron a apostar a que la Fed podría reducir el ritmo de ajuste de las tasas tras otro aumento de 75 puntos básicos en julio. Ahora los operadores esperan que alcancen su máximo en marzo en torno al 3,5% y que después bajen casi 20 puntos básicos para julio de 2023.

Esta reconsideración envió los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años a mínimos de dos semanas, mientras que el índice dólar acumula un declive del 0,4% en la semana.

Sin embargo, por ahora, el presidente de la Fed, Jerome Powell, enfatizó el compromiso "incondicional" del banco central para controlar la inflación. La gobernadora del banco central Michelle Bowman también apoyó aumentos de 50 puntos básicos para las "próximas" reuniones posteriores a julio.

"La revisión de precios en el mercado (...) ha frenado al dólar, pero una fuerza compensatoria es el riesgo de recesión mundial. La Fed está prácticamente en piloto automático. Hasta que no saquen el pie del freno, la debilidad del dólar será limitada", dijo Stephen Gallo, estratega de BMO Capital Markets.

El yen, sensible a los cambios en el rendimiento de la deuda estadounidense, subía un 0,1%, en torno a 134,9 unidades por dólar, y se disponía a romper una racha de pérdidas de tres semanas durante la cual cayó a mínimos sucesivos de 24 años superiores a 136 yenes.

El euro sumaba un 0,2%, tras el descenso del 0,4% del jueves provocado por cifras del PMI de junio más débiles de lo esperado y luego de que Alemania desencadenara la "etapa de alarma" con su plan de utilizar suministros de gas de emergencia.

Dejá tu comentario