Afirman que la actividad del Calbuco "es débil"

Información General

La actividad del volcán Calbuco seguía disminuyendo, pero la gran cantidad de cenizas que expulsó en sus dos potentes erupciones de la semana pasada continúan siendo un dolor de cabeza.

El macizo que después de 54 años despertó lanzando sorpresivas erupciones el miércoles y jueves de la semana pasada, mantenía este martes una "sismicidad en nivel más bajo que la víspera", de acuerdo al último reporte del Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomin).

Un nivel de sismicidad alto precede a una posible nueva erupción. De acuerdo al Sernageomín, restan aún 24 horas para poder consolidar una tendencia de comportamiento del macizo, y eventualmente, poder bajar el nivel de alerta roja que se mantiene la región.

Si bien la fumarola que emergía este martes del volcán era "más débil" que la de los últimos días, según el Sernageomin, la gran cantidad de cenizas que expulsó en las erupciones del miércoles y jueves siguen causando estragos. En sus dos erupciones, el Calbuco lanzó unos 210 millones de metros cúbicos de cenizas.

Cada metro cúbico significa cerca de una tonelada de material volcánico que se acumulaba en las localidades más cercanas al macizo, como Ensenada, donde hay cerca de un metro de material volcánico, pero también había cubierto provincias del sur argentino.
• Se normalizan los vuelos en el norte de la Patagonia

En las localidades más afectadas por las cenizas del volcán chileno Calbuco se normalizaron el dictado de clases y los servicios aéreos, salvo en el aeropuerto de Chapelco, mientras avanzaban las tareas de limpieza en las zonas urbanas.

El tránsito por las rutas de Neuquén y Río Negro, en tanto, era normal con precaución por las cenizas en suspensión que reducen ligeramente la visibilidad. En las ciudades las autoridades dieron prioridad al trabajo de los camiones regadores, especialmente en los recorridos de los servicios de transporte de pasajeros, para prevenir que el problema se agrave en lugares de mucho tránsito.

En Bariloche "las actividades volvieron a la normalidad", informó a Télam Pablo Cavalli, director de Defensa Civil de la localidad rionegrina, quien además aseguró que "hay poca ceniza en suspensión provocada por la circulación de los vehículos".

El director de Defensa Civil de San Martín de los Andes, Eduardo Muñoz, dijo a su vez a Télam que "el Comité de Emergencias está trabajando conjuntamente con el comité de Crisis Rural en las comunidades aborígenes afectadas por esta situación".

Muñoz agregó que "las actividades se normalizaron" en esa ciudad neuquina. Tanto en Bariloche como en San Martín de los Andes había clases en todas las escuelas y los hospitales funcionaban normalmente.

En San Martín de los Andes no operaba este martes el aeropuerto de Chapelco pero se preveía que la situación cambiara a corto plazo, mientras que en Bariloche no había restricciones para las actividades aéreas.

Dejá tu comentario